Betacaroteno

El betacaroteno es un tipo de pigmento presente en las plantas. Es lo que otorga a la fruta y verduras amarillas y naranjas su intenso color. El nombre betacaroteno deriva de la palabra ‘zanahoria’ en latín.

De los carotenoides que pueden ser convertidos en vitamina A por el organismo, los llamados ‘carotenoides provitamina A’, el betacaroteno es el más abundante y el más eficiente que se halla en los alimentos.

Actualmente existen evidencias que sugieren que, además de ser una fuente de vitamina A, el betacaroteno ejerce numerosas funciones biológicas de importancia que podría ser independientes de su estatus de provitamina A.

Funciones para la salud

El betacaroteno es la principal fuente de vitamina A segura, esencial para el crecimiento y desarrollo normales, el funcionamiento de sistema inmunitario y la vista (1).

Reducción del riesgo de enfermedad

Los resultados de estudios observacionales iniciales sugieren un descenso del riesgo de cáncer de pulmón debido a la ingesta de betacaroteno en la dieta (9, 10).

Leer más

Lo que debe saber sobre el beta-caroteno

  • Otras aplicaciones

    Un gran ensayo clínico, el Age Related Eye Disease Study (AREDS1), halló que los pacientes con degeneración macular asociada a la edad podían ralentizar su progresión tomando betacaroteno (15 mg), vitamina C (500 mg), vitamina E (400 mg), zinc (80 mg) y cobre (2 mg) (37).

  • Recomendaciones para el consumo

    La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (39) y el Consejo de Alimentación y Nutrición estadounidense (1) han decidido que las pruebas existentes son insuficientes para establecer un aporte dietético recomendado (ADR) o una ingesta adecuada (IA) de betacaroteno y otros carotenoides.

  • Situación de consumo

    La ingesta de betacaroteno varía en gran manera y no está extendido comúnmente entre la población. La mayoría de las personas en los países desarrollados consume una media de 1–2 mg al día, lo cual está por debajo del aporte recomendado.

  • Deficiencia

    Para las poblaciones que consumen cantidades reducidas de vitamina A, que se halla sobre todo en productos animales como el hígado, es esencial una ingesta suficiente de betacaroteno, como carotenoide provitamina A, para prevenir la deficiencia de vitamina A.

  • Fuentes

    Las verduras naranjas y amarillas como zanahorias, calabazas y patatas son fuentes ricas en betacaroteno. Las espinacas también son una fuente rica en betacaroteno, aunque la clorofila de sus hojas oculte el pigmento amarillo y naranja.

  • Seguridad

    Mientras que altas dosis de vitamina A pueden ser tóxicas, el uso de betacaroteno como fuente de vitamina A es seguro.

  • Bibliografía

    Consulte la lista completa de referencias científicas.