Calcio

El calcio (Ca) es el mineral que más abunda en el cuerpo humano. Más del 99% del calcio presente en el cuerpo humano se almacena en los huesos y los dientes; el 1% restante se encuentra en la sangre, los músculos y los fluidos entre las células (1).

Descargar PDF

Funciones para la salud

El calcio es un importante elemento estructural de los huesos y los dientes. El hueso es un tejido dinámico que se va ‘remodelando’ a lo largo de la vida.

Reducción del riesgo de enfermedad

Mientras que algunos tipos de cáncer colorrectal parecen estar causados por factores genéticos, otros parecen estar influidos por factores dietéticos.

Leer más

Lo que debe saber sobre el calcio

  • Otras aplicaciones

    Un análisis de 23 grandes estudios observacionales demostraron una reducción de la presión arterial sistólica de 0,34 milímetros de mercurio (mm Hg) por 100 mg de calcio consumido diariamente y una reducción de la presión arterial diastólica de 0,15 mm Hg por 100 mg de calcio (25).

  • Recomendaciones para el consumo

    En 1993, el Comité Científico Europeo de la Alimentación Humana estableció ingestas de referencia para la población (PRI por sus siglas en inglés) de calcio en miligramos (mg) al día (42).

  • Situación de consumo

    De acuerdo con los sondeos sobre nutrición realizados en cinco países europeos, la ingesta media de calcio es de 884 mg/día para hombres adultos y de 786 mg/día para mujeres (43).

  • Deficiencia

    Un nivel bajo de calcio en la sangre implica normalmente una función anormal de las glándulas que producen la hormona paratiroidea (ver Funciones para la salud) responsable de regular los niveles de calcio.

  • Fuentes

    Los productos lácteos como la leche, el yogurt, el queso cheddar y el tofu son fuentes ricas y absorbibles de calcio. Ciertas verduras y cereales (p. ej., brócoli, col, mostaza y hojas de nabo) también aportan calcio.

  • Seguridad

    Únicamente se han registrado niveles de calcio en la sangre anormalmente altos (‘hipercalcemia’) con el consumo de grandes cantidades de suplementos de calcio (de 1,5 a 16,5 g/día), normalmente en combinación con el carbonato de calcio (‘antiácidos’) y la leche para tratar lesiones abiertas y dolorosas en el estómago (‘úlceras pépticas’).

  • Bibliografía

    Consulte la lista completa de referencias científicas.