Comer frutas y verduras variadas nos proporciona muchas vitaminas y minerales esenciales para una vida sana. Las necesidades de frutas y verduras dependen de la edad, el sexo, el estado y las condiciones de salud.

Muchas personas consumen alimentos enriquecidos y suplementos dietéticos para suplir las carencias nutricionales. Las personas mayores pueden tener problemas para comer suficiente o preparar comidas que les aporten las cantidades necesarias de vitaminas; para los más jóvenes, el ritmo frenético de la cultura actual se suele reflejar en dietas pobres en verduras, frutas y cereales. Además de esto, existen personas con una mayor necesidad de nutrientes específicos en determinadas épocas, como las mujeres embarazadas y lactantes, las personas mayores, los deportistas, las personas que hacen régimen, los fumadores o bebedores, los que llevan mucho tiempo tomando medicamentos y las personas con inmunodeficiencia.

Pese a todo, no hay que olvidar que la función de los suplementos dietéticos es ‘suplementar’ y no ‘reemplazar’ una dieta sana.