Los veganos que no consumen ningún tipo de carne, huevos o productos lácteos pueden recibir muy poca vitamina B2B6B12A y D. Para prevenir deficiencias en sus hijos, las mujeres embarazadas y lactantes que no consumen alimentos de origen animal necesitan completar su dieta, especialmente con dosis suplementarias de vitamina B12.