Entre los animales que necesitan consumir vitamina C para sobrevivir se encuentran las cobayas guinea, los murciélagos, los gorriones y los grandes primates, incluyendo a los humanos.