Noticias

¿Está justificada la suplementación con vitamina D para la prevención de la osteoporosis?

octubre 11, 2013

Según un nuevo metaanálisis realizado en Nueva Zelanda, el uso de suplementos de vitamina D para la prevención de la osteoporosis en adultos sanos podría ser inadecuado, ya que no mejora la densidad mineral ósea. Sin embargo, los expertos afirman que se ha demostrado que el aumento del consumo de vitamina D reduce de forma significativa el riesgo de fracturas.

El metaanálisis incluyó 23 ensayos aleatorizados controlados (en los que habían participado 4082 adultos sanos con una edad media de 59 años) que habían analizado los efectos de la suplementación con vitamina D en la densidad mineral ósea durante un periodo medio de dos años (1). El análisis mostró que los estudios no identificaron ningún efecto en la densidad mineral ósea (DMO) de los participantes que tomaron vitamina D, salvo un pequeño aumento estadísticamente significativo en la densidad ósea (0,8%) del cuello del fémur.

Los investigadores concluyeron que el uso extendido de vitamina D para la prevención de la osteoporosis en adultos que residen fuera del ámbito hospitalario sin factores de riesgo específicos para la deficiencia de vitamina D parece no ser adecuado. Sin embargo, conservar las reservas de vitamina D de las personas de avanzada edad junto con un consumo suficiente de calcio en dieta (800-1200 mg al día) sigue siendo un método efectivo para prevenir las fracturas de cadera (2).

Los expertos criticaron que los análisis solo evaluaron el efecto de la vitamina D en la DMO (un parámetro secundario para predecir el riesgo de futuras fracturas óseas o diagnosticar la pérdida ósea y la osteopor- osis). Sin embargo, como indicador de la eficacia de la vitamina D, es más importante el riesgo de fractura, y varios ensayos aleatorizados controlados han mostrado que un consumo adecuado de vitamina D reduce de forma significativa (hasta un 30%) el riesgo de fractura (3). Las últimas investigaciones indican que el efecto positivo de la vitamina D en la fuerza muscular es un mecanismo clave para la prevención de caídas y fracturas (4).

Cerca de 8,2 millones de mujeres de más de 55 años sufren osteoporosis en EE. UU. (5). Según la Fundación Internacional de la Osteoporosis, esta enfermedad causa más de 8,9 millones de fracturas en todo el mundo cada año. La combinación del riesgo de por vida de fractura de cadera, de antebrazo o vertebral es equi- valente al riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. La vitamina D es necesaria para la absorción del calcio y para mantener los huesos fuertes. Si se da la deficiencia de uno de estos micronutrientes o de ambos, se cree que el riesgo de osteoporosis aumenta. La deficiencia y la insuficiencia de vitamina D están muy presentes en los adultos sanos de todo el mundo: dependiendo de la clasificación que se use, se da hasta un 55% de deficiencia y hasta un 78% de insuficiencia en adultos (6). Muchos científicos describen las políticas actuales sobre la suplementación con vitamina D y el enriquecimiento de alimentos como inadecua- das y piden pautas para mejorar los niveles de vitamina D.

referencias

  1. Reid I. A. et al. Effects of vitamin D supplements on bone mineral density: a systematic review and meta-analysis. The Lancet. Published online October 2013.
  2. Rosen C. J. Vitamin D supplementation: bones of contention. The Lancet. Published online October 2013.
  3. Bischoff-Ferrari H. A. et al. Prevention of nonvertebral fractures with oral vitamin D and dose dependency: a meta-analysis of randomized controlled trials. Archives of Internal Medicine. 2009; 169(6):551–561.
  4. Bischoff-Ferrari H. A. et al. Fall prevention with supplemental and active forms of vitamin D: a meta-analysis of randomized controlled trials. BMJ. 2009; 339:b3692.
  5. Shanahan C. and de Lorimier R. Frost & Sullivan’s Report: Smart Prevention – Health Care Cost Savings Resulting from the Targeted Use of Dietary Supplements. 2013.
  6. Ben-Shoshan M. Vitamin D deficiency/insufficiency and challenges in developing global vitamin D fortification and supplementation policy in adults. Int J Vitam Nutr Res. 2012; 82(4):237–259.