Noticias

¿Podría un alto consumo de pescado azul y de suplementos de aceite de pescado aumentar el riesgo de cáncer de próstata?

julio 12, 2013

Un nuevo estudio realizado en EE. UU. sugiere que unos niveles altos en sangre de ácidos grasos omega-3 podrían aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata agresivo. Los expertos comentaron que en el estudio no se observaron pruebas de una relación causal. Puesto que hay muchos datos que respaldan los beneficios para la salud de un mayor consumo de ácidos grasos omega-3, incluyendo la prevención del cáncer de próstata, la gente no debería cambiar su comportamiento basándose en los hallazgos de este estudio.

El estudios de caso midió las concentraciones de ácidos grasos omega-3 en plasma de 834 hombres que habían sido diagnosticados con cáncer de próstata primario (156 con cáncer de alto grado) y comparó sus niveles en sangre con los de un grupo de 1.393 hombres de la misma edad y raza (1). Los participantes fueron seleccionados entre los 35.500 participantes de un ensayo aleatorizado controlado amplio (SELECT) llevado a cabo anteriormente (2). Los resultados del estudio indicaron que unas concentraciones altas de ácidos grasos omega-3 en sangre se relacionaban con un 71% más de riesgo de cáncer de próstata de alto grado, con un 44% más de riesgo de cáncer de próstata de bajo grado y, en general, con un 43% más de riesgo de todos los tipos de cáncer de próstata. La diferencia en las concentraciones en sangre de ácidos grasos omega-3 entre los grupos de bajo y alto riesgo era de cerca del 2,5% (3,2% frente a 5,7%), que sería un efecto un poco mayor al de comer salmón dos veces por semana.

Los investigadores comentaron que los ácidos grasos como el ácido eicosapentaenoico (EPA), el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido docosapentaenoico (DPA), que se encuentran en el pescado azul y los suplementos de aceite de pescado, parecen estar relacionados con la prevalencia de tumores. Estos hallaz-gos respaldarían un estudio previo llevado a cabo por los mismos científicos y que había hallado una relación similar entre las altas concentraciones de DHA y más del doble del riesgo de desarrollar cáncer de próstata de alto grado (3). Según los investigadores, los resultados de estos dos ensayos son sorprendentes ya que se cree que los ácidos grasos omega-3 tienen efectos positivos en la salud debido a sus propiedades anti-inflamatorias, que podrían prevenir el desarrollo y el crecimiento de muchos tipos de cáncer. En este estudio no queda claro por qué los altos niveles de ácidos grasos omega-3 podrían aumentar el riesgo de cáncer de próstata. Sería necesario que se investigasen cuáles son los posibles mecanismos.

Los expertos comentaron que los hallazgos del estudio no apuntan a una relación causa-efecto entre los ácidos grasos omega-3 y el cáncer de próstata. Serían necesarios muchos más datos y más concluyentes antes de poder afirmar que la causa de esta correlación es el consumo de aceite de pescado o de suple-mentos de aceite de pescado. Un metaanálisis reciente (4) que incluyó 31 estudios mostró la complejidad de este campo de investigación: en los estudios por separado, el alto consumo de pescado se relacionó con una disminución del riesgo de cáncer de próstata, algunos lo relacionaron con un aumento del riesgo y varios no mostraron ninguna diferencia significativa en el riesgo. En el mismo metaanálisis, los datos recopilados de cuatro estudios sobre el consumo de pescado y la muerte por cáncer de próstata mostraron un 63% de reducción del riesgo en los participantes con un alto consumo.

referencias

  1. Brasky T. M. et al. Plasma phospholipid fatty acids and prostate cancer risk in the SELECT trial. J Natl Cancer Inst. Published online July 2013.
  2. Lippman S. M. et al. Effect of selenium and vitamin E on risk of prostate cancer and other cancers. JAMA. 2009; 301(1):39-51.
  3. Brasky T. M. et al. Serum phospholipid fatty acids and prostate cancer risk: results from the prostate cancer prevention trial. American Journal of Epidemiology. 2011; 173(12):1429-1439.
  4. Szymanski K. M. et al. Fish consumption and prostate cancer risk: a review and meta-analysis. Am J Clin Nutr. 2010; 92:1223-1233.