Noticias

¿Puede el zumo de naranja ayudar a prevenir el cáncer?

octubre 7, 2013

Una nueva revisión de estudios realizada en Brasil afirma que el zumo de naranja tiene muchos efectos positivos que podrían ayudar a prevenir el cáncer, en gran parte gracias a sus antioxidantes. Sin embargo, un excesivo consumo de zumo de naranja podría resultar nocivo.

La revisión analizó los datos disponibles procedentes de estudios in vitro (observacionales y clínicos) con animales y con humanos, que habían investigado los posibles efectos del zumo de naranja en la prevención del cáncer (1). El análisis de datos mostró que el zumo de naranja tiene muchos efectos positivos en la prevención del cáncer, especialmente debido a su alto contenido en antioxidantes como la vitamina C y los flavonoides. Hay varios efectos biológicos del zumo de naranja que podrían contribuir a su efecto protector, como su efecto antioxidante, antimutagénico y antigenotóxico, su efecto de protección celular, su efecto hormonal y su efecto regulador de la señalización celular. Entre sus efectos biológicos más relevantes se encuentran los posibles efectos antigenotóxico y antimutagénico, que se observaron en cultivos celulares, en animales y en humanos. Los resultados de los estudios in vitro indican que el zumo de naranja puede reducir el riesgo de leucemia en niños, así como contribuir a la prevención del cáncer de mama, de hígado y de colon. Al parecer, el zumo de naranja contribuye a prevenir el cancer y a mitigar su progresión en todas sus fases. Además, se observó que regulaba la absorción de xenobióticos, como los fármacos.

Algunos datos del estudio indicaron que el zumo de naranja, si se consume en exceso, podría tener efectos nocivos, especialmente para los niños, personas hipertensas, con problemas de riñón o diabéticas, posible-mente debido a que genera un desequilibrio en el estado oxidativo del organismo. Un consumo excesivo de zumo de naranja en sujetos de estos grupos podría tener consecuencias nocivas como la hiperpotasemia y se ha relacionado con alergias alimentarias y brotes de bacterias en casos en los que el zumo no estaba pasteurizado.

Los investigadores comentaron que se necesitan ensayos aleatorizados controlados con humanos para determinar la cantidad, la composición y la calidad del zumo de naranja necesarias para que tenga un efecto preventivo en el riesgo de cáncer. La composición del zumo de naranja depende de las condiciones fisio-lógicas (relacionadas con el clima, la tierra de cultivo y la maduración de la fruta), de las características genéticas de las naranja, de las variaciones en el proceso de elaboración y el tiempo de almacenamiento y de los métodos usados después de la cosecha. En cuanto a las recomendaciones para el consumo, los científicos señalaron que el consumo excesivo de cualquier alimento, incluso del más sano, puede tener efectos nocivos.

referencias

  1. Rech Franke S. I. et al. Orange Juice and Cancer Chemoprevention. Nutrition and Cancer. Published online September 2013.