Noticias

¿Pueden las vitaminas antioxidantes prevenir la degeneración macular asociada a la edad?

junio 22, 2012

Una revisión reciente sugiere que no existe suficiente evidencia de que el consumo de suplementos con vitaminas C y E, o de carotenoides como el betacaroteno, la luteína y la zeaxantina, ayude a prevenir o a retrasar la aparición de la degeneración macular asociada a la edad. Los expertos han criticado la revisión como defectuosa.

Para examinar si el uso de suplementos de vitaminas o minerales puede prevenir el desarrollo de degenera-ción macular asociada a la edad (DMAE), la revisión analizó los resultados de 4 ensayos controlados aleato-rizados (ECA) en los que participaron un total de 62.520 personas sanas (1). El análisis de los datos demos-tró que es poco probable que el consumo de suplementos de vitamina E y betacaroteno prevenga la apari-ción de DMAE. Asimismo, los investigadores afirmaron que los ECA no aportan suficiente evidencia de que otros suplementos de antioxidantes y combinaciones de venta generalizada con vitamina C, luteína y zeaxantina, selenio y zinc ayuden a reducir el riesgo de DMAE.

Los expertos criticaron que la revisión sería un ejemplo más de análisis defectuoso, puesto que no tiene en cuenta importantes ensayos válidos y compara estudios que en realidad no son comparables. La revisión actual no incluyó el estudio AREDS (2), un ensayo controlado aleatorizado bien diseñado llevado a cabo con un gran número de pacientes de DMAE, en el que se demostraba que el uso de una formulación de antioxi-dantes (betacaroteno, vitamina C y E y zinc) puede ayudar a reducir el riesgo de DMAE avanzada y la consiguiente pérdida de visión. Como motivo para no incluir el estudio, los autores alegaron que los partici-pantes ya padecían DMAE al comienzo del mismo. Sin embargo, sí incluyeron el estudio ATBC (3), a pesar de que se desconocía si los participantes padecían DMAE al principio del ensayo. Por otra parte, los estudios analizados que representan a la mayoría de los individuos evaluados (ATBC, PHS I y WHS) no tenían inicialmente como principal objetivo la prevención de la DMAE. Los expertos señalaron además que en absoluto sería válido concluir de esta revisión que la luteína y la zeaxantina no tienen ningún efecto sobre el riesgo de DMAE. Mientras que la actual revisión solo consideró la prevención de la DMAE, una revisión sistemática de meta-análisis realizada con anterioridad concluyó que las personas con DMAE, o síntomas tempranos de la enfermedad, podían experimentar algunos beneficios consumiendo los suplementos empleados en el estudio AREDS (4).

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad que afecta a la zona central de la retina (parte posterior del ojo). Ésta puede degenerar con la edad y provocar en algunas personas lesiones que pueden producir la pérdida de visión central. Varios estudios han sugerido que las personas que llevan una dieta rica en vitaminas antioxidantes (carotenoides, vitaminas C y E) u oligoelementos (selenio y zinc) podrían ser menos propensas a desarrollar DMAE. Los datos observacionales y experimentales sugieren asimismo que los suplementos de antioxidantes retrasan la progresión de DMAE y la pérdida de visión.

referencias

  1. Evans J. R. and Lawrenson J. G. Antioxidant vitamin and mineral supplements for preventing age-related macular degeneration. The Cochrane Collaboration. Published online June 2012.
  2. The Age-Related Eye Disease Study Research Group. A randomized, placebo-controlled, clinical trial of high-dose supplementation with vitamins C and E, beta carotene, and zinc for age-related macular degeneration and vision loss. Arch Ophthalmol. 2001; 119(10).
  3. The Alpha-Tocopherol, Beta Carotene Cancer Prevention Study Group. The effect of vitamin E and beta carotene on the incidence of lung cancer and other cancers in male smokers. N Engl J Med. 1994; 330(15):1029–1035.
  4. Evans J. Antioxidant supplements to prevent or slow down the progression of AMD: a systematic review and meta-analysis. Eye (Lond). 2008; 22(6):751–760.