Noticias

La vitamina D demuestra ser eficaz para mejorar la función cardiaca en pacientes con insuficiencia cardiaca crónica

julio 12, 2016

By Rob Winwood

El estudio controlado aleatorizado VINDICATE (VitamIN D treating patients with Chronic heart failure) (1) ha aportado resultados prometedores tras tratar con un suplemento de vitamina D a pacientes con una de las formas más comunes de enfermedad cardiaca.

En Estados Unidos y Europa hay 10 millones de personas que padecen insuficiencia cardiaca crónica (ICC) provocada por una disfunción ventricular izquierda sistólica. Aunque el tratamiento ha mejorado en los últimos años, aproximadamente el 50% de estos pacientes fallece en un periodo de cinco años después de ser diagnosticados. Se ha observado que alrededor del 90% de los mismos presenta unos niveles muy bajos de vitamina D (2), si bien se desconocen las causas.

El estudio VINDICATE se llevó a cabo con 229 pacientes con insuficiencia cardiaca por disfunción ventricular y déficit de 25(OH)D (menos de 50 nmol/L). El grupo de intervención recibió una dosis diaria de 100 µg de vitamina D durante un año.  Después se evaluó a los pacientes para medir de forma práctica cualquier mejoría de la función cardiaca determinando la distancia que podían caminar durante seis minutos. Además de este criterio de valoración primario, se examinó la anatomía y el flujo sanguíneo del ventrículo izquierdo mediante ecocardiografía y resonancia magnética cardiaca antes y después de la intervención.

Al final del estudio no se apreció una modificación de la distancia caminada, aunque sí hubo una mejoría de la función del ventrículo izquierdo. La fracción de eyección del ventrículo izquierdo mejoró un 6% (p<0.0001) y hubo una menor alteración de su geometría, como suele ocurrir después de una disfunción ventricular sistólica.

La deficiencia de vitamina D se ha asociado con una serie de problemas cardiovasculares como hipertensión, ictus, infarto de miocardio, diabetes, insuficiencia cardiaca congestiva, aterosclerosis y disfunción endotelial (3). Un metaanálisis realizado en 2014 sobre el potencial cardioprotector de unos niveles normales de vitamina D evaluó a un total de 26 018 participantes de entre 50 y 79 años pertenecientes a ocho cohortes en Estados Unidos y Europa, de los cuales 2624 fallecieron a causa de una enfermedad cardiovascular. El análisis demostró claramente el efecto protector de la vitamina D contra la mortalidad por causas cardiacas (4).

El nuevo estudio llevado a cabo por Witte et al. (1) proporciona nuevas evidencias de las posibles ventajas del uso de suplementos de vitamina D como complemento al tratamiento de pacientes con insuficiencia cardiaca, si bien se requieren más estudios que permitan determinar la dosis óptima y la duración en relación con los niveles basales de vitamina D.

referencias

1.      Witte  KK, Byrom R, Gierula J et al., “ Effects of Vitamin D on Cardiac Function in Patients With Chronic HF: The VINDICATE Study”; Journal of the American College of Cardiology. 2016; doi:10.1016/j.jacc.2016.03.508

2.      Kim DH, Sabour S, Sagar UN et al., « Prevalence of hypovitaminosis in cardiovascular disease (from the NHANES 2001-2004). Am J Cardiol 2008; 102:1540.

3.      Anagnostis P, Athyros VG, Adamidou F et al., “Vitamin D and cardiovascular disease: anovel agent for reducing cardiovascular risk?”; Curr Vasc Pharmacol. 2010 Sep; 8(5):720-30.

4.      Schöttker B, Jorde R, Peasey A et al.; “Vitamin D and mortality: meta analysis of individual participant data from a large consortium of cohort studies from Europe and the United States”;  BMJ 2014  June 17;348:bmj.g3656.