Noticias

Los suplementos de omega-3 de origen marino reducen los partos prematuros y supondrían un ahorro neto de 1484 USD por madre

mayo 26, 2016

By Rob Winwood

En 2014, el 3% de los embarazos en Estados Unidos fueron partos prematuros; es decir, nacimientos antes de las 34 semanas de embarazo (1).  Los costes que se derivan de los cuidados médicos especiales requeridos por estos bebés son considerables. Varios ensayos controlados aleatorizados han demostrado que el consumo de suplementos de ácido docosahexaenoico (DHA) durante los últimos seis meses de embarazo puede disminuir de manera importante la tasa de partos prematuros (2). Un metaanálisis reciente de seis ensayos controlados aleatorizados y 4193 partos ha revelado que la administración de suplementos de ácidos grasos omega-3 de origen marino redujo la incidencia de parto pretérmino en un 58%.

Las mujeres embarazadas del grupo de intervención de la cohorte KUDOS recibieron 600 mg al día de DHA de algas a partir de 14,5 semanas después de la concepción hasta el momento del parto (1). La intervención con DHA consiguió reducir de forma significativa la incidencia de parto prematuro. Los bebés de las madres suplementadas con DHA pasaron una media de 7,8 días en la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal a diferencia de los 38,4 días que necesitaron los bebés de las mujeres del grupo de placebo. El beneficio neto de la intervención con DHA se calculó en 1484 dólares por embarazo. Si estos mismos efectos se aplicaran a todos los embarazos en Estados Unidos, sería posible un ahorro neto de 6 mil millones de dólares al año.

Este nuevo estudio corrobora otro estudio similar publicado por www.Nutri-facts.org y llevado a cabo por el grupo de la doctora Makrides de la Universidad de Adelaida (4) (Australia) a partir de los datos del ensayo DOMInO, en el que se demostraba que los costes de hospitalización se podrían reducir una media de 92 dólares australianos por embarazo (único) si se consumieran a diario 800 mg de DHA durante la gestación. Hay que tener en cuenta que en Australia la incidencia de partos prematuros es menor y que la cohorte KUDOS estaba compuesta por un porcentaje mucho más alto de mujeres desfavorecidas económicamente de lo que es habitual en Estados Unidos.

Este nuevo estudio proporciona más evidencias de que los suplementos omega-3 de origen marino administrados antes del parto pueden ayudar a reducir considerablemente los costes sanitarios.

referencias

  1. Shireman T I, Kerling EH, Gajewski BJ et al; "Docosahexaenoic acid supplementation (DHA) and the return on investment for pregnancy outcome"; Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids (PLEFA) 2016; http://doi.org/10.1016/j.plefa2016.05.008
  2. Carlson SE, Colombo J, Gajewski KM et al.; "DHA supplementation and pregnancy outcomes"; Am J Clin Nutr 2013; 97: 808-815.
  3. Kar S, Wong M, Rogozinska E & Thangaratinam S; "Effects of Omega-3 Fatty Acids in Prevention of Early Preterm Delivery: a Systematic Review and Meta-analysis of Randomised Studies"; European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology2015; 198: 40-46. http://doi.org/10.1016/j.ejogrb.2015.11.033
  4. Ahmed S. Makrides M, Sim N et al.; "Analysis of hospital cost outcome of DHA-rich fish oil supplementation in pregnancy: Evidence from a randomized controlled trial"; Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids (PLEFA) 2015; 102-103:5-11