Noticias

El adecuado aporte de vitamina D en niños podría reducir el riesgo de presentar defectos del esmalte dental

enero 9, 2015

Según un nuevo estudio realizado en Alemania, un aumento de las concentraciones sanguíneas de vitamina D parece reducir la probabilidad de padecer hipomineralización incisivo-molar.

En el estudio observacional se evaluó la posible relación entre las concentraciones sanguíneas de vitamina D y la salud dental en 1048 niños, durante un periodo de 10 años (1). Los resultados del estudio revelaron que 13,6 % de los niños presentaba hipomineralización incisivo-molar (HIM) –un trastorno en el que el esmalte dental adquiere un color amarillo o marrón y una textura porosa, similar a la tiza- y que la concentración promedio de vitamina D era de 30,32 ng/ml. Tras el ajuste de los datos para factores de confusión tales como sexo, edad, nivel de ingresos y educación de los padres, el análisis mostró que un incremento de la concentración de vitamina D en 4 ng/ml redujo en 11 % la probabilidad de desarrollar HIM.

Los investigadores indicaron que estos resultados sugieren una aparente asociación entre las altas concentraciones séricas de vitamina D y los altos valores de los indicadores de salud dental. Ya estudios anteriores habían encontrado que un aporte adecuado de vitamina D podía prevenir el desarrollo de caries y la pérdida dental (2). La hipomineralización incisivo-molar, en la cual los dientes afectados tienen un mayor riesgo de desarrollar caries, puede afectar cualquiera de los incisivos permanentes y entre uno y cuatro molares permanentes. Aún no se conocen con certeza las causas de la HIM pero los científicos consideran que podría ser resultado de alteraciones externas durante la fase de formación del esmalte.

referencias

  1. Kühnisch J. et al. Elevated Serum 25(OH)-Vitamin D Levels Are Negatively Correlated with Molar-Incisor Hypomineralization. J Dent Res. Published online December 2014.
  2. Martelli F. S. et al. Vitamin D: relevance in dental practice. Clin Cases Miner Bone Metab. 2014; 11(1):15-9.