Noticias

¿Cómo pueden los nutrientes antioxidantes contribuir a prevenir el cáncer?

mayo 14, 2014

Un nuevo estudio de los Países Bajos sugiere que la ingesta adecuada de betacaroteno, luteína y vitaminas A, C y E puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal no solo a causa de sus propiedades antioxidantes.

Este estudio de casos y controles (1), en el que se utilizaron datos de un gran estudio de cohortes (2),
midió la concentración sanguínea y la ingesta alimentaria de betacaroteno, luteína y vitaminas A, C y E de
898 participantes con diagnóstico de cáncer de colon, 501 a los que se diagnosticó cáncer rectal y 1399 que no desarrollaron cáncer durante los 13 años que duró el estudio. Además, en un subgrupo de participantes se midió la concentración en sangre de metabolitos reactivos del oxígeno para comprobar si los resultados estaban relacionados con el nivel de antioxidantes. Se observó una reducción del 40 % en el riesgo de de- sarrollar cáncer de colon y del 55 % en el caso del cáncer de colon proximal cuando el nivel de vitamina A (retinol) en sangre al principio del estudio (antes del diagnóstico) era elevado. Igualmente, el estudio mostró un riesgo menor de desarrollar cáncer de colon si la dieta incluía una elevada ingesta de vitaminas C y E y betacaroteno. Por otra parte, los participantes obesos con un nivel elevado de luteína registraron menos riesgo de padecer cáncer de colon y el nivel elevado de vitamina C redujo el riesgo de cáncer de colon en las personas obesas y con sobrepeso. No se apreció una relación significativa entre la concentración san- guínea de metabolitos reactivos del oxígeno y la disminución del riesgo de cáncer.

Los investigadores comentaron que la ingesta alimentaria elevada o el nivel elevado en sangre de carote- noides o vitaminas A, C o E ya se había asociado en estudios anteriores a un menor riesgo de cáncer color- rectal (3-5). Sin embargo, los análisis combinados de estudios prospectivos no han confirmado ninguna asociación entre la ingesta de estos nutrientes en la dieta y el riesgo de cáncer colorrectal (6, 7), en parte quizá como resultado de los errores de medición que se hayan podido producir en las evaluaciones de los cuestionarios alimentarios (8). La ausencia de efecto del nivel de antioxidantes (concentración de metabo- litos reactivos del oxígeno) en el riesgo de cáncer es un hallazgo novedoso. Los científicos añadieron que, como en el nuevo estudio solo se utilizó una única medición del nivel de antioxidantes en una pequeña proporción de los participantes, la conclusión de que estos nutrientes afectan al riesgo de cáncer por motivos distintos de la actividad antioxidante es cuestionable.

Se cree que los nutrientes antioxidantes previenen el daño oxidativo en las células y las consiguientes muta- ciones de ADN que pueden dar lugar al cáncer. No obstante, los nutrientes antioxidantes también pueden tener efectos en el sistema inmunológico, la expresión genética y la reparación del ADN, efectos que a su vez podrían influir en el riesgo de cáncer. Por ejemplo, se ha comprobado que la vitamina A (retinol) es esencial para el sistema inmunológico, en especial para las células protectoras de los intestinos, y para modular la expresión génica que tiene lugar en la aparición del cáncer (9).

referencias

  1. Leenders M. et al. Plasma and dietary carotenoids and vitamins A, C and E and risk of colon and rectal cancer in the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition. Int J Cancer. Published online April 2014.
  2. Riboli E. et al. European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC): study populations and data collection. Public Health Nutr. 2002; 5:1113–1124.
  3. Xu X. et al. Dietary intake of vitamins A, C, and E and the risk of colorectal adenoma: a meta-analysis of observational studies. Eur J Cancer Prev. 2013; 22(6):529–539.
  4. Jung S. et al. Carotenoid intake and risk of colorectal adenomas in a cohort of male health professionals. Cancer Causes Control. 2013; 24(4):705–717.
  5. Kabat G. C. et al. Repeated measurements of serum carotenoid, retinol and tocopherol levels in relation to colorectal cancer risk in the Women's Health Initiative. Eur J Clin Nutr. 2012; 66(5):549–554.
  6. Mannisto S. et al. Dietary carotenoids and risk of colorectal cancer in a pooled analysis of 11 cohort studies. Am J Epidemiol. 2007; 165:246–255.
  7. Park Y. et al. Intakes of vitamins A, C, and E and use of multiple vitamin supplements and risk of colon cancer: a pooled analysis of prospective cohort studies. Cancer Causes Control. 2010; 21:1745–1757.
  8. Potischman N. Biologic and methodological issues for nutritional biomarkers. J Nutr. 2003; 133:875S–880S.
  9. Eisinger A. L. et al. The adenomatous polyposis coli tumor suppressor gene regulates expression of cyclooxygenase-2 by a mechanism that involves retinoic acid. J Biol Chem. 2006; 281(29):20474–20482.