Noticias

Corfirmado el vínculo entre esclerosis múltiple, exposición solar y vitamina D

noviembre 25, 2013

Nuevos datos vuelven a confirmar que la mayor prevalencia de esclerosis múltiple se encuentra en países con el menor número de días de luz solar, relacionada con la síntesis de la vitamina D en el cuerpo.

El estudio incluyó datos sobre la prevalencia de esclerosis múltiple (EM) en 104 países, cubriendo casi el 80% de la población mundial (1). Los resultados del estudio mostraron que la prevalencia de EM ha aument- ado un 10% entre 2008 y 2013, afectando en la actualidad a 2,3 millones de personas en todo el mundo. Cuanto más lejos estaba el país del ecuador, mayor el número de habitantes con EM. Así, Canadá (291 casos por cada 100 000 habitantes), Noruega (160 por cada 100 000) y Suecia (189 por cada 100 000) mostraron los mayores niveles de prevalencia. Si se contempla la prevalencia dentro de un mismo país –donde los hábitos de vida y la genética son un poco más homogéneos que en la población mundial en su totalidad–, los investigados hallaron la misma relación: los estados o provincias más cercanos al ecuador tenían la menor prevalencia de EM.

Los investigadores comentaron que estos resultados confirman datos anteriores que también indicaron que el riesgo de deficiencia de vitamina D es más elevado en países con menos días de luz solar –debido a que la producción endógena de vitamina D en la piel es limitada–, que la deficiencia de vitamina D parece incre- mentar el riesgo de EM (2), y que los suplementos de vitamina D pueden ayudar a ralentizar la aparición y progresión de la enfermedad (3, 4). Los nuevos datos presentan algunas discrepancias, como que la preval- encia de EM en algunos países parece estar influenciada por otros factores diferentes a la exposición solar o el suministro de vitamina D: algunos países alejados del ecuador, por ejemplo Rusia, muestran una preval- encia baja, mientras que otros países más cercanos al ecuador, como Australia, muestran una prevalencia más alta.

EM es una afección donde el sistema inmune del cuerpo ataca los nervios del cerebro y la médula espinal. Es una enfermedad impredecible, que afecta a cada persona de un modo distinto. Las personas con EM pueden tener problemas en algunos de estos puntos: pérdida de equilibrio, entumecimiento y debilidad, problemas al hablar, pérdida de visión y problemas al pensar. A medida que la enfermedad avanza, estos síntomas pue- den llegar a obligar a muchos a vivir en una silla de ruedas. Algunos estudios han mostrado que la vitamina D ayuda a controlar el sistema inmune, pero todavía no se conoce por completo cómo esto puede tener un papel en la esclerosis múltiple.

referencias

  1. Multiple Sclerosis International Federation. Atlas of MS Survey. Published online October 2013.
  2. Hayes C. E. et al. Vitamin D and Multiple Sclerosis. In Vitamin D: Third Edition by Feldman, Pike, Adams. Academic Press, 2011.
  3. Holmøy T. et al. Vitamin D in multiple sclerosis: implications for assessment and treatment. Expert Rev Neurother. 2012; 12(9):1101-1112.
  4. Pozuelo-Moyano B. et al. A Systematic Review of Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled Trials Examining the Clinical Efficacy of Vitamin D in Multiple Sclerosis. Neuroepidemiology. 2012; 40(3):147-153.