Noticias

El alto consumo de pescado durante el embarazo podría reducir el riesgo de asma de los niños

octubre 25, 2013

Un nuevo estudio realizado en Dinamarca sugiere que un mayor consumo de pescado durante el embarazo podría proteger a los niños del asma temprana o diagnosticada más adelante.

En el estudio observacional se analizó la posible relación entre el consumo de pescado (indicado por las propias participantes) de 28 936 mujeres durante el embarazo y el riesgo de sus hijos de desarrollar asma temprana (antes de los 18 meses) así como asma diagnosticada más adelante, respiración sibilante y rinitis alérgica hasta los 7 años (1). Los resultados del estudio mostraron que un consumo de pescado alto y reg- ular durante el embarazo (en bocadillo o como plato caliente al menos 2-3 veces por semana) se relacion- aba con un riesgo considerablemente menor de asma en los niños a los 18 meses de edad o en una etapa más tardía (con hospitalización y prescripción de medicación), en comparación con los hijos de las mujeres que no tomaban pescado. Sin embargo, esta relación no se observó con la respiración sibilante o la respiración sibilante recurrente a los 18 meses ni con la rinitis alérgica.

Los investigadores comentaron que los hallazgos del estudio respaldan la hipótesis de que un mayor con- sumo de ácidos grasos omega-3 podría prevenir el desarrollo de enfermedades alérgicas. Los estudios in vitro y con animales han demostrado que los ácidos grasos omega-3 participan en los mecanismos anti- inflamatorios y antioxidantes (2). Los resultados de los ensayos observacionales y clínicos son contra- dictorios: algunos han hallado un menor índice de enfermedades alérgicas entre los niños cuyas madres hacían un mayor consumo de pescado o tomaban suplementos de aceite de pescado durante el embarazo (3, 4), mientras que en otros no se ha encontrado ninguna relación (5).

El asma es una de las enfermedades infantiles crónicas más comunes en los países industrializados. En Dinamarca, la prevalencia del asma alérgica casi se ha doblado en los últimos 15 años (6). La mayoría de los niños que desarrollan asma lo hacen entre los 7 y los 9 años, lo que indica que es necesario investigar los factores causales que se dan a edad temprana. El aumento de la prevalencia de las enfermedades alérgicas podría explicarse por los cambios en el consumo de ácidos grasos omega-3 y aceite de pescado, que tiende a disminuir dado el mayor consumo de ácidos grasos omega-6.

referencias

  1. Maslova E. et al. Fish intake during pregnancy and the risk of child asthma and allergic rhinitis - longitudinal evidence from the Danish National Birth Cohort. Br J Nutr. 2013; 110(7):1313-1325.
  2. Calder P. C. et al. Is there a role for fatty acids in early life programming of the immune system? Proc Nutr Soc. 2010; 69:373–380.
  3. Sausenthaler S. et al. Maternal diet during pregnancy in relation to eczema and allergic sensitization in the offspring at 2 y of age. Am J Clin Nutr. 2007; 85:530–537.
  4. Willers S. M. et al. Maternal food consumption during pregnancy and asthma, respiratory and atopic symptoms in 5-year-old children. Thorax. 2007; 62:773–779.
  5. Øien T. et al. Do early intake of fish and fish oil protect against eczema and doctor-diagnosed asthma at 2 years of age? A cohort study. J Epidemiol Community Health. 2010; 64:124–129.
  6. Thomsen S. et al. Change in prevalence of asthma in Danish children and adolescents. Ann Allergy Asthma Immunol. 2004; 92:506–511.