Noticias

El aumento de la ingesta de vitamina C durante el embarazo podría reducir el riesgo de alergias en bebés

enero 1, 2013

Según un reciente estudio llevado a cabo en Australia, el consumo materno de alimentos ricos en vitamina C y cobre podría reducir el riesgo de episodios de alergia en los bebés con predisposición a padecer enfermedades alérgicas.

En el estudio observacional, se utilizó un cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos para evaluar la ingesta de micronutrientes antioxidantes, como el betacaroteno, la vitamina C, la vitamina E, el cobre y el zinc, en 420 mujeres embarazadas (1). Posteriormente se documentaron los casos de enfermedades alérgi-cas en los bebés cuando alcanzaron un año de edad. Los resultados mostraron que una mayor ingesta dietética de vitamina C por parte de la madre estaba asociada con un menor riesgo de cualquier tipo de enfermedad alérgica infantil (incluyendo la alergia a los alimentos) y sibilancia. En concreto, el aumento del consumo materno de cobre se asoció con un menor riesgo de que los bebés con un alto riesgo de alergias debido a su historial familiar tuvieran sibilancias y desarrollaran tempranamente una enfermedad alérgica.

Los investigadores comentaron que los posibles efectos protectores de la vitamina C y los alimentos ricos en antioxidantes en las enfermedades alérgicas se han observado en estudios anteriores, en los que también se apreciaron relaciones entre una mayor ingesta de alimentos ricos en antioxidantes, una mejor función pul-monar y un menor riesgo de sibilancias (2). Asimismo, observaciones previas confirman el papel del cobre en la modulación de la respuesta inmune. Sin embargo, no se pudieron confirmar resultados anteriores en los que un consumo materno insuficiente de vitamina E se asoció con un mayor riesgo de desarrollar sibilan-cias durante la infancia (3). No obstante, casi el 50% de las mujeres embarazadas no alcanzaron la dosis diaria recomendada (IDR) de vitamina E cuando solo se tuvo en cuenta el consumo a partir de la dieta. Una encuesta alimentaria a escala nacional puso de manifiesto que el 20% de las mujeres no alcanzó la IDR cuando se analizó la ingesta total de vitamina E (incluyendo suplementos) (4).

referencias

  1. West C. E. et al. Associations between maternal antioxidant intakes in pregnancy and infant allergic outcomes. Nutrients. 2012; 4:1747-1758.
  2. Allan K. et al. Antioxidants and allergic disease: A case of too little or too much? Clin. Exp. Allergy. 2010; 40:370–380.
  3. Miyake Y. et al. Consumption of vegetables, fruit, and antioxidants during pregnancy and wheeze and eczema in infants. Allergy. 2010; 65:758–765.
  4. Australian Government Department of Health and Ageing National Health and Medical Research Council. Nutrient Reference Values for Australia and New Zealand; Technical Report for National Health and Medical Research Council: Canberra, Australia, 2005.