Noticias

El consumo diario de medicamentos podría aumentar el riesgo de padecer deficiencia de vitaminas

junio 24, 2011

Según un nuevo estudio realizado en Austria, el consumo diario de tres o más medicamentos podría estar relacionado con un nivel bajo de vitaminas DK y B en ancianos.

En el estudio observacional se determinó el nivel en sangre de varias vitaminas en 102 ancianos no institucionalizados de edades comprendidas entre los 70 y los 90 años (1). Los participantes respondieron bajo supervisión a un cuestionario para determinar qué medicación tomaban, en caso de que tomaran alguna, y cuál era la dosis y la frecuencia de la toma. Para evaluar el nivel de vitamina en relación a la medicación, los participantes se dividieron en dos grupos dependiendo de la cantidad de medicamentos que tomaran al día. Un grupo incluía participantes que tomaban un máximo de dos medicamentos al día y el otro estaba formado por aquellos que tomaban tres o más medicamentos de forma diaria.

Los resultados del estudio mostraron que el 88% del total de los participantes padecían deficiencia de vitamina D, el 42% de vitamina K, el 29% de vitamina B6 y hasta el 10% padecían deficiencia de las vitaminas B1, B2, B12 y folato. Un porcentaje considerable de participantes tenía riesgo de sufrir deficiencias de vitamina: del 20 al 30% en el caso de las vitaminas B1, B6, B12 y el folato, y 60% en el caso de la vitamina B2. El 12% de los participantes afirmó no estar tomando medicación de forma regular, el 43% confirmó que tomaba de forma diaria uno o dos medicamentos y el 45% afirmó que tomaba tres o más medicamentos al día. Los participantes tomaban tres medicamentos al día de media (el 74% hipotensores, el 34% medicación cardioprotectora, el 33% anticoagulantes y el 25% fármacos para la reducción de lípidos). Mientras que el consumo regular de un máximo de dos medicamentos al día no se relacionó de forma adversa con los niveles de algunas vitaminas, el consumo diario de tres o más medicamentos está relacionado negativamente con los niveles de las vitaminas D, K, B6 y folato.

Los investigadores señalaron que los niveles inadecuados de vitamina están relacionados con un aumento de la morbilidad y la debilidad de los ancianos y podrían estar ocasionados por la medicación. Además, las tomas de los medicamentos y el estado nutricional de los sujetos deberían controlarse de cerca para garantizar que consumen los micronutrientes diarios necesarios. La presencia de diversas enfermedades, el consumo de distintos medicamentos, la malnutrición y el metabolismo dañado de los ancianos podría aumentar el riesgo de sufrir deficiencias de micronutrientes con graves consecuencias para este sector de la población.

referencias

  1. Fabian E. et al. Intake of medication and vitamin status in the elderly. Ann Nutr Metab. 2011; 58:118–125.