Noticias

El consumo regular de pescado reduce el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer

diciembre 9, 2011

Según un nuevo estudio realizado en EE. UU., el consumo semanal de pescado podría mejorar la salud del cerebro y reducir el riesgo de desarrollar deterioro cognitivo leve.

En el estudio observacional se recogió información sobre el consumo de pescado de 260 sujetos sin problemas cognitivos a través de un cuestionario de frecuencia alimentaria (1). De todos los participantes, 163 comieron pescado todas las semanas y la mayoría de estos lo hizo de una a cuatro veces semanales. A cada una de ellos se le realizó una resonancia magnética (RM) volumétrica del cerebro, incluyendo una técnica de mapeo cerebral que mide el volumen de la materia gris, para examinar la relación entre el consumo semanal de pescado y la estructura del cerebro al principio del estudio y 10 años más tarde. Los datos se analizaron para determinar si la conservación del volumen de la materia gris en relación con el consumo de pescado redujo el riesgo de enfermedad de Alzheimer. Los resultados del estudio mostraron que el consumo de pescado al horno o asado estaba relacionado con un mayor volumen de materia gris en varias regiones del cerebro que reducen el riesgo de desarrollar deterioro cognitivo leve (DCL) o enfermedad de Alzheimer hasta casi cinco veces. Además, los participantes que comieron pescado de forma regular tenían mayor capacidad de memoria operativa, lo que les permitió concentrarse en tareas y manejar información de la memoria a corto plazo (uno de los dominios cognitivos más importantes). Comer pescado frito, sin embargo, no mostró un aumento del volumen cerebral ni protección contra el deterioro cognitivo.

Los investigadores concluyeron que los sujetos que comen pescado al horno o asado al menos una vez por semana podrían tener una mejor conservación del volumen de materia gris en zonas con riesgo de sufrir la enfermedad de Alzheimer. Los ácidos grasos omega 3 del pescado podrían contribuir a unas neuronas más fuertes en la materia gris del cerebro haciéndolas más grandes y más sanas y por lo tanto aumentando la resistencia del cerebro a la enfermedad de Alzheimer y disminuyendo el riesgo de trastornos.

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad cerebral incurable y progresiva que destruye lentamente la memoria y la capacidad cognitiva. Según el National Instiute on Aging, al menos hasta 5,1 millones de estadounidenses podrían tener la enfermedad de Alzheimer. En el DCL se da pérdida de memoria, pero en un menor grado que en la enfermedad de Alzheimer. La gente que padece de DCL acaba desarrollando a menudo Alzheimer. El volumen de materia gris es crucial para la salud cerebral. Cuando se mantiene alto, se conserva la salud del cerebro. Cuando el volumen de materia gris desciende, significa que las células del cerebro se están reduciendo.

referencias

  1. Raji C. et al. Regular fish consumption is associated with larger gray matter volumes and reduced risk for cognitive decline in the cardiovascular health study. Radiological Society of North America annual meeting 2011.