Noticias

Expertos estadounidenses cuestionan el valor para la salud ósea de los suplementos de calcio y vitamina D en dosis bajas

febrero 27, 2013

Según un panel de expertos norteamericanos, se recomienda a las mujeres postmenopáusicas sanas no añadir a su dieta suplementos de dosis bajas de calcio y vitamina D, dado que no existe evidencia suficiente para afirmar que ayuden a prevenir fracturas. Estas recomendaciones no se aplican a personas que han sido diagnosticadas con osteoporosis, tienen un historial de fracturas o caídas o viven en residencias asistidas.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. (U.S. Preventive Services Task Force) ha revi-sado los datos de estudios anteriores que investigaron si los suplementos de vitamina D y calcio ayudan a prevenir fracturas además de la ingesta alimentaria (1). Basándose en dos revisiones, el panel constató que no se producían beneficios, pero sí un ligero aumento del riesgo de cálculos renales en mujeres postmeno-páu-sicas que consumen suplementos de vitamina D y calcio en dosis de 400 UI y 1.000 miligramos, respec-tivamente. Asimismo concluyeron que no existe suficiente evidencia para sugerir que una dosis más alta de vitaminas sea efectiva o más segura en mujeres mayores, o que tomar cualquier dosis de suplementos sea de ayuda para las personas más jóvenes.

Los investigadores recomendaron a los hombres y mujeres más jóvenes no tomar suplementos de calcio y vitamina D, dado que aún no se tienen suficientes datos sobre este tema. Además añadieron que estas recomendaciones no se aplican a personas que han sido diagnosticadas con osteoporosis, tienen un historial de fracturas o viven en residencias asistidas. Tanto las mujeres mayores de 65 años como las mujeres jóvenes con un mayor riesgo de fracturas deben someterse a un examen para detectar la osteoporosis, una enfermedad debilitadora de los huesos. El panel también recomienda a las personas mayores con un histo-rial de caídas y deficiencia de vitamina D que tomen suplementos para ayudarles a fortalecer los músculos y mejorar el equilibrio. Los expertos señalaron la dificultad de realizar e interpretar buenos estudios sobre la vitamina D y la imposibilidad de alcanzar un consenso científico basado en la evidencia. A pesar de todo, los estudios continúan mostrando los efectos beneficiosos para la salud ósea de los suplementos de calcio y vitamina D: un reciente reanálisis del Women’s Health Initiative (WHI) –el mayor ensayo clínico doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo realizado con 36.282 mujeres postmenopáusicas que recibieron diariamente 1.000 mg de carbonato de calcio elemental y 400 UI de vitamina D3 o un placebo durante un periodo de siete años– mostró una reducción del 38% en las fracturas de cadera sin que se diera una mayor incidencia del desarrollo de cálculos renales en las mujeres que siguieron estrictamente el protocolo del estudio (2). Los resultados de este estudio no se incluyeron en la revision del panel.

Aproximadamente 1,5 millones de norteamericanos sufren cada año fracturas relacionadas con la fragilidad ósea. Se ha sugerido que cerca de la mitad de todas las mujeres mayores de 50 años padecerá una fractura asociada a la osteoporosis, lo cual plantea un problema importante teniendo en cuenta que las fracturas óseas están vinculadas a dolor crónico, discapacidad y un mayor riesgo de enfermedad y muerte prematura. La vitamina D también ha sido investigada como medida preventiva contra la demencia, la enfermedad cardiaca y el cáncer, si bien los resultados no son consistentes.

referencias

  1. Moyer V. A. et al. Vitamin D and Calcium Supplementation to Prevent Fractures in Adults: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Annals of Internal Medicine. Published online February 2013.
  2. Prentice R. L. et al. Health risks and benefits from calcium and vitamin D supplementation: Women's Health Initiative clinical trial and cohort study. Osteoporosis International. 2013; 24(2):567-580.