Noticias

Los expertos hacen un llamamiento a favor de medidas que combatan la generalizada deficiencia de vitamina D en la población europea

octubre 15, 2014

Según una nueva revisión, un mayor enriquecimiento de los alimentos con vitamina D podría ayudar a afrontar la carencia de dicha vitamina que aún prevalece en toda Europa.

Según concluye esta revisión, en los años recientes ha habido muchos informes que sugieren una alta prevalencia del bajo consumo de vitamina D o un inadecuado estado nutricional de esta vitamina en la población europea (1). Esta conclusión, sumada a la creciente preocupación sobre los riesgos para la salud asociados al bajo consumo de vitamina D, ha suscitado en los profesionales de la salud, los medios de comunicación y el público en general un mayor interés por la vitamina D. Los adecuados niveles de vitamina D desempeñan un papel fundamental en la salud del sistema musculo-esquelético. Evidentemente es importante la prevención de los bien conocidos desórdenes causados por la deficiencia de vitamina D: el raquitismo y la osteomalacia. Sin embargo, los bajos niveles de esta vitamina también podrían estar implicados en la pérdida ósea, así como en la debilidad muscular, la propensión a sufrir caídas y la fragilidad a las fracturas en las personas mayores, todos ellos problemas de gran importancia para la salud pública en términos de morbilidad, calidad de vida y costes del servicio de salud en Europa.

Los expertos manifestaron que aunque no existe unanimidad con respecto a los niveles plasmáticos óptimos de vitamina D, aparentemente los niveles sanguíneos de 25-hidroxivitamina D [25(OH)D] se encuentran a menudo por debajo de los niveles recomendados para la población general y son particularmente bajos en algunos subgrupos tales como en personas recluidas en centros asistenciales o en su casa o en inmigrantes no occidentales. Según estimaciones de los informes, existe una gran variación en cuanto a los niveles de vitamina D entre los diferentes países europeos. La comparación de los estudios se ve limitada debido al uso de diferentes metodologías para la realización de las determinaciones. La deficiencia de vitamina D –frecuentemente definida como la concentración plasmática de 25(OH)D inferior a 25 nmol/l– podría ser más común en poblaciones con una mayor proporción de grupos considerados de alto riesgo o grupos con bajo consumo de alimentos ricos en vitamina D (bien sea en forma natural o enriquecidos) y con bajo consumo de suplementos a base de vitamina D.

Los científicos comentaron que definir el nivel óptimo o adecuado de vitamina D sería clave para establecer las recomendaciones de consumo que permitirían mantener un nivel satisfactorio de la vitamina durante todo el año, incluso en los meses de invierno. En la mayoría de los países europeos parece haber dificultades para cumplir las actuales recomendaciones para el consumo de vitamina D. Una excepción es Finlandia, donde los datos de la encuesta de hábitos alimenticios indican que las recientes políticas de gobierno que incluyen la fortificación y el aporte suplementario, junto con el acostumbrado alto consumo de pescado graso, han conducido a aumentar el consumo de vitamina D. Sin embargo, esta podría no ser una estrategia apropiada para todos los países europeos. La investigación que se desarrolla actualmente sobre la estandarización de las determinaciones de vitamina D proporcionará una base experimental más sólida sobre la cual sea posible definir las políticas al respecto. Ellas podrían incluir la promoción de las recomendaciones dietéticas, el enriquecimiento de alimentos, el aporte suplementario de vitamina D y una prudente exposición a la luz solar, si bien tendrían que tomar en cuenta los hábitos culturales y alimenticios de cada país. Para los países europeos que cuentan con políticas de aporte suplementario, es importante que las partes involucradas aseguren un adecuado consumo de los suplementos, particularmente en los grupos más vulnerables de la población.

referencias

  1. Spiro A. and Buttriss J. L. Vitamin D: An overview of vitamin D status and intake in Europe. Nutrition Bulletin. Published online October 2014.