Noticias

Los alimentos enriquecidos contribuyen significativamente al aporte de micronutrientes en Irlanda

enero 5, 2015

Según un nuevo informe, la adición voluntaria de micronutrientes a los alimentos en Irlanda ha producido un impacto nutricional positivo en la dieta de las personas adultas y no ha contribuido a aumentar el riesgo de efectos adversos.

El estudio evaluó el impacto de las prácticas voluntarias de enriquecimiento de alimentos en Irlanda desde finales de los años noventa hasta el año 2010, con base en dos encuestas nacionales de ingesta dietética: la North/South Ireland Food Consumption Survey (NSIFCS) realizada entre 1997 y 1999, y la National Adult Nutrition Survey (NANS) realizada entre 2008 y 2010 (1). Se encontró que los alimentos enriquecidos son los que más contribuyen a la ingesta de nutrientes en Irlanda. Los alimentos enriquecidos, tales como cereales listos para el consumo, barras de cereales, jugos y las bebidas deportivas, aumentaron considerablemente en los periodos de la encuesta y su contribución a la ingesta de nutrientes, entre ellos vitaminas B1, B2 y B3, ácido fólico y hierro fue de más del 10 %. La encuesta nacional de nutrición en adultos (NANS, por sus siglas en inglés), reveló que los alimentos enriquecidos contribuyeron en forma significativa a la ingesta de nutrientes clave deficitarios, como la vitamina D y la vitamina E. Adicionalmente, se detectó que las poblaciones en alto riesgo de aporte insuficiente de nutrientes, tales como las mujeres en edad reproductiva, resultaron especialmente beneficiadas por las prácticas de enriquecimiento de alimentos, ya que estos contribuyeron grandemente a la ingesta de nutrientes importantes como hiero y ácido fólico, aumentando así la prevención de los defectos del tubo neural

Los investigadores mencionaron que el enriquecimiento de los alimentos no condujo a una ingesta de micronutrientes superior al nivel máximo tolerado (UL, por sus siglas en inglés), subrayando con ello la seguridad de esta práctica. El bajo impacto que estos productos mostraron en la reducción de la prevalencia de la inadecuada ingesta de vitamina A, calcio, magnesio y zinc se atribuyó a que raramente estos micronutrientes se adicionan a los alimentos. Los científicos comentaron que, a pesar de que los alimentos enriquecidos aumentaron el consumo de micronutrientes, aún existen importantes vacíos nutricionales en la población adulta irlandesa. Por ejemplo, más del 10 % de las personas adultas no estaría logrando la cantidad recomendada de vitamina A y más del 90 % de la población adulta irlandeses no estaría logrando la cantidad recomendada de vitamina D.

referencias

  1. Hennessy A. et al. Impact of voluntary food fortification practices in Ireland: trends in nutrient intakes in Irish adults between 1998-9 and 2008-10. Br J Nutr. Published online December 2014