Noticias

Un mayor consumo de hierro puede ser beneficioso para los donantes de sangre

marzo 4, 2015

Según un nuevo estudio realizado en EE. UU., los donantes de sangre que toman suplementos de hierro en dosis bajas pueden recuperar más rápidamente los niveles de hemoglobina anteriores a la donación.

En el ensayo controlado aleatorizado, 215 participantes que no habían donado sangre o glóbulos rojos en un periodo de 4 meses recibieron a diario un suplemento de hierro con 37,5 mg de hierro elemental o no recibieron ningún suplemento durante 24 semanas después de donar una unidad de sangre (500 ml) (1). Los investigadores midieron el tiempo de recuperación del 80 % de la reducción posdonación de hemoglobina y el de recuperación de los niveles de ferritina, un indicador de la cantidad total de hierro almacenada en el cuerpo. Los resultados mostraron que, en comparación con los participantes que no recibieron el suplemento de hierro, aquellos a los que sí se les administró acortaron el tiempo de recuperación del 80 % de hemoglobina tanto en el grupo con ferritina baja (un promedio de 32 días frente a 158 días) como en el de ferritina elevada (un promedio de 31 días frente a 78 días). La recuperación de las reservas de hierro tardó una media de 76 días en todos los participantes que recibieron suplementos y más de 168 días en aquellos que no tomaron hierro.

Los investigadores señalaron que, aunque la reducción de la cantidad total de hemoglobina fue relativamente pequeña y de escasa importancia clínica después de una única extracción, donar sangre es un proceso recurrente que produce en algunos donantes habituales pérdida progresiva de hierro y anemia, por lo que es importante que se recupere la disminución de hemoglobina antes de la siguiente donación. Entre el 25 % y el 35 % de los donantes de sangre regulares ven disminuidas sus reservas de hierro, y el estudio demuestra que los suplementos de hierro resultan eficaces para recuperar la hemoglobina, incluso en los donantes con niveles altos de hierro.

referencias

  1. Kiss J. E. et al. Oral Iron Supplementation After Blood Donation – A Randomized Clinical Trial. JAMA. 2015; 313(6):575–583.