Noticias

La coenzima Q10 podría beneficiar a la salud cardiaca de los pacientes con insuficiencia cardiaca

diciembre 14, 2012

Según un nuevo análisis de datos procedentes de EE. UU., un mayor consumo de coenzima Q10 podría mejorar funciones cardiacas como la capacidad de bombear sangre en las personas con insuficiencia cardiaca congestiva.

El metaanálisis incluyó 13 ensayos aleatorizados controlados que habían investigado los posibles efectos de la suplementación con coenzima Q10 (un consumo de 60 a 300 mg/día entre 2 y 24 semanas) en la salud cardiaca de los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) (1). El análisis mostró que el consumo de CoQ10 se relacionaba con un 3,7% de mejora en el flujo sanguíneo procedente del corazón (fracción de eyección del ventrículo izquierdo). Además se observaron otros beneficios en la salud cardiaca en un sub-grupo compuesto por un número pequeño de pacientes con ICC menos grave.

Los investigadores comentaron que otros estudios más amplios deberían examinar si la suplementación con CoQ10 tiene algún efecto cuando se añade a la terapia estándar actual para la ICC, una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en Estados Unidos y en todo el mundo. Además, no está claro si se da un efecto dosis-respuesta entre la fase de la ICC y la dosis de CoQ10 requerida para que se observe una mejora.

La CoQ10 desempeña un papel importante en la producción de energía química (trifosfato de adenosina, ATP) en la mitocondria. Se ha estudiado por su papel en la salud cognitiva, la salud cardiaca y sus efectos antienvejecimiento y se ha demostrado que podría beneficiar a los pacientes con angina de pecho, ataque cardíaco e hipertensión. Las estatinas, medicamento usado para reducir el colesterol que disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas, se han relacionado con el agotamiento de las reservas naturales del cuerpo de CoQ10.

referencias

  1. Fotino A. D. et al. Effect of coenzyme Q10 supplementation on heart failure: a meta-analysis. American Journal of Clinical Nutrition. Published online December 2012.