Noticias

La coenzima Q10 podría favorecer el tratamiento para la enfermedad de las arterias coronarias

diciembre 13, 2013

Según un nuevo estudio realizado en Taiwan, la suplementación con coenzima Q10 mejora de forma significativa la actividad enzimática antioxidante y reduce la inflamación en pacientes con la enfermedad de las arterias coronarias (EAC) tratados con estatinas.

En el ensayo aleatorizado controlado, se midieron la actividad de las enzimas antioxidantes y las concent- raciones de marcadores de inflamación en muestras de sangre de 42 pacientes con la enfermedad de las arterias coronarias. Los participantes recibieron coenzima Q10 (300 mg/día) o placebo durante 12 semanas a lo largo del tratamiento con estatinas (1). Los resultados del estudio mostraron que los participantes con suplementación tenían una mayor actividad enzimática antioxidante (superóxido dismutasa, catalasa y glu- tatión peroxidasa) y mayores niveles de vitamina E (marcador antioxidante) así como una menor concent- ración de marcadores de inflamación (proteína C reactiva, factor de necrosis tumoral alfa e interleucina-6) que los participantes en el grupo de placebo.

Los investigadores comentaron que, puesto que unos mayores niveles de estrés oxidativo y de inflamación desempeñan un papel importante en el desarrollo de la enfermedad de las arterias coronarias (EAC), el antioxidante intracelular coenzima Q10 puede proteger a los fosfolípidos de membrana, a la proteína de la membrana mitocondrial y al colesterol LDL del daño oxidativo producido por los radicales libres. Los nuevos hallazgos respaldarían estudios anteriores que demostraron que la coenzima Q10 parece tener un efecto cardioprotector en los pacientes con EAC y que un mayor nivel de coenzima Q10 en sangre (por encima de los 0,52 mcmol/L) podría reducir de forma significativa el riesgo de desarrollar EAC (2).

La EAC es la forma más común de enfermedad cardiaca y puede causar ataques cardiacos. La enfermedad se produce por la acumulación de placa a lo largo de las paredes internas de las arterias del corazón, lo cual estrecha las arterias y reduce el flujo sanguíneo hacia el corazón. La hiperlipidemia es un importante factor de riesgo para la EAC y se ha demostrado que unos niveles altos de colesterol LDL aumentan su incidencia. Los inhibidores de la 3-hidroxi-3-metilglutaril coenzima A (HMG-Co A) reductasa (estatinas) son el medica- mento más extendido para reducir el nivel de colesterol LDL y constituyen la estrategia establecida para disminuir la frecuencia de eventos de la EAC. Las estatinas no solo reducen el colesterol en sangre sino que también reducen el nivel de coenzima Q10 (3).

referencias

  1. Lee B.-J. et al. Effects of coenzyme Q10 supplementation (300 mg/day) on antioxidation and anti-inflammation in coronary artery disease patients during statins therapy: a randomized, placebo-controlled trial. Nutrition Journal. 2013; 12:142.
  2. Lee B.-J. et al. The relationship between coenzyme Q10 and oxidative stress, antioxidant enzymes activities and coronary artery disease. Scientific World Journal. 2012. 2012:792756.
  3. Chu C. S. et al. Effect of atorvastatin withdrawal on circulating coenzyme Q10 concentration in patients with hypercholesterolemia. Biofactors. 2006; 28:177–184.