Noticias

La deficiencia de vitamina D podría aumentar el riesgo de muerte de las pacientes con cáncer de ovarios

agosto 29, 2012

Según un nuevo estudio, las mujeres con cáncer de ovarios que sufren deficiencia de vitamina D podrían tener un mayor riesgo de mortalidad en comparación con aquellas que tienen suficientes concentraciones de vitamina D en sangre.

A fin de examinar la posible relación entre la concentración de vitamina D en sangre y la supervivencia en pacientes con cáncer de ovarios, el estudio observacional midió la concentración de vitamina 25(OH)D3 en suero y la tasa de supervivencia a 5 años de 72 mujeres con cáncer de ovarios de edades comprendidas entre los 37 y los 79 años que se habían sometido a cirugía (1). Las concentraciones de vitamina D en suero también se midieron en un grupo de 65 mujeres sanas no obesas de edades comprendidas entre los 35 y los 65 años. Los resultados del estudio mostraron que las concentraciones de vitamina D en las pacientes con cáncer de ovarios eran menores que en el grupo de referencia. La tasa de supervivencia general a 5 años era considerablemente mayor en el subgrupo de pacientes con una concentración de 25(OH)D3 por encima de los 10ng/mL en comparación con las mujeres con concentraciones por debajo de los 10 ng/mL.

Los investigadores concluyeron que una baja concentración de vitamina D3 se relaciona con una tasa de supervivencia global menor, lo que podría indicar el importante papel de una deficiencia severa en los cursos más agresivos del cáncer de ovarios. Añadir las pruebas de la vitamina D al procedimiento habitual podría ayudar a detectar a las pacientes con cáncer de ovarios con peor pronóstico, que se beneficiarían de una especial atención y de suplementación.

El cáncer de ovarios es el segundo más frecuente entre los cánceres del aparato reproductor femenino y es la quinta causa de mortalidad relacionada con el cáncer entre las mujeres de Europa y Estados Unidos (2). Aunque el conocimiento del cáncer de ovarios ha mejorado mucho, la etiología de esta enfermedad sigue siendo desconocida. Además, a pesar de que los procedimientos quirúrgicos han progresado considera-blemente y se han introducido nuevos protocolos de quimioterapia, la tasa de supervivencia a 5 años no supera el 45%. La principal razón es que en la mayoría de las mujeres el cáncer de ovarios se diagnostica en una etapa tardía de la enfermedad a pesar de la introducción de nuevos marcadores para la detección de dicho cáncer. Se cree que la vitamina D es un importante factor inhibidor del crecimiento de los tumores (3).

referencias

  1. Walentowicz-Sadlecka M. 25(OH)D3 in patients with ovarian cancer and its correlation with survival. Clinical Biochemistry. Published online August 2012.
  2. Jemal A. et al. Cancer statistics, 2009. CA Cancer J Clin. 2009; 59:225–249.
  3. Holick M. F. Vitamin D: evolutionary, physiological and health perspectives. Curr Drug Targets. 2011; 12(1):4–18.