Noticias

La EFSA confirma que los omega-3 pueden beneficiar al cerebro y los ojos del bebé

diciembre 18, 2009

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) ha afirmado que los ácidos grasos omega-3, el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido alfa-linolenico (ALA) pueden beneficiar el desarrollo ocular y cognitivo de los bebés.

La EFSA, piedra angular de la Unión Europea en la evaluación de riesgos en lo que respecta a la seguridad de los alimentos y los piensos, ha declarado que el DHA tiene un papel estructural y funcional en el cerebro y en la retina tanto del feto como de los recién nacidos (1). La ingesta materna de DHA puede contribuir al desarrollo ocular temprano y cognitivo en el feto y los bebés lactantes.

Mientras que el organismo humano puede sintetizar hasta cierto punto el DHA a partir de su ácido graso esencial precursor, ALA, el feto humano parece depender en gran medida de su transmisión a través de la placenta, procedente de la alimentación de la madre, de la síntesis o bien de las reservas en el tejido adiposo. El Panel observó asimismo que la mayor parte de DHA llega a los bebés lactantes a través de la leche materna, donde la concentración de DHA depende tanto de la alimentación de la madre como de sus reservas de DHA, mientras que el aporte por síntesis es bajo.

referencias