Noticias

La fortificación disminuye el riesgo de deficiencia de ácido fólico

enero 18, 2011

Un nuevo estudio realizado en Australia muestra que los niveles de folato en sangre (vitamina B9) de la población han aumentado tras la fortificación obligatoria de los productos de panadería con ácido fólico.

Al analizar más de 20.000 muestras de sangre extraídas de un variado grupo de pacientes de hospitales australianos entre abril de 2007 y abril de 2010, los investigadores descubrieron una reducción del 77% en niveles de folato sérico bajos (de 9,3% de afectados en 2007 a 2,1% en 2010) (1). El descenso tuvo lugar en abril de 2009 y abril de 2010, periodo en el que los molineros australianos añadieron ácido fólico a la harina para hacer pan. Este descenso también afectó a mujeres en edad fértil, precisamente uno de los subgrupos clave de la población a los que iba dirigido el programa dada la capacidad del ácido fólico de reducir defectos del tubo neural en los recién nacidos.

En opinión de los investigadores, este estudio proporciona la primera prueba clara de que la prevalencia de la deficiencia de folato en Australia ha disminuido considerablemente desde la implementación de la fortificación obligatoria. Actualmente hay mucha controversia en relación con los posibles efectos perjudiciales de la ingesta de ácido fólico a partir de productos enriquecidos. Esta polémica está impulsada por varios informes contradictorios que contemplan un posible aumento del riesgo de cáncer, enfermedades del corazón y el enmascaramiento de la deficiencia de vitamina B12 después de la suplementación de ácido fólico.

referencias

  1. Brown R. D. et al. The impact of mandatory fortification of flour with folic acid on the blood folate levels of an Australian population. Medical Journal of Australia. 2011; 194 (2): 65–67.