Noticias

La ingesta de vitamina B12 en mujeres embarazadas podría influir en el llanto de los bebés

marzo 24, 2011

Según un nuevo estudio holandés, las mujeres que consumen más vitamina B12 durante los tres primeros meses de embarazo tienen hasta ocho veces más probabilidades de tener bebés que lloran menos.

En el estudio, 2.921 mujeres en torno a la semana 12 de gestación rellenaron un cuestionario acerca de sus hábitos de vida y posibles problemas psicológicos y donaron una muestra de sangre para determinar las concentraciones séricas de vitamina B12 y folato (1). El llanto de los bebés se midió aproximadamente tres meses después del parto utilizando un cuestionario. Los resultados del estudio revelaron que unas concentraciones bajas de vitamina B12 durante el embarazo estaban asociadas con un llanto excesivo (una media de tres horas al día) después de reajustar factores como la edad, el tabaquismo y los problemas psicológicos de la madre. Las concentraciones de folato, sin embargo, no se asociaron con un llanto excesivo de los bebés. Además, el análisis sugirió una fuerte relación entre un mayor llanto (basado en la frecuencia y el tiempo que lloraron los bebés) y mujeres con altos niveles de problemas psicológicos durante el embarazo, tales como síntomas depresivos y ansiedad.

Según los investigadores, este estudio proporciona la primera evidencia de un origen nutricional precoz en el comportamiento del llanto infantil. El exceso de llanto podría deberse a unos niveles bajos de vitamina B12 en la sangre de las madres, dando a luz a bebés con un sistema nervioso no desarrollado plenamente. La melatonina u hormona del sueño podría no liberarse completamente, causando así episodios más largos de llanto que los presentados por bebés cuyas madres tenían niveles altos de vitamina B12. Por otra parte, Ia falta de vitamina B12 podría reducir la producción de mielina en el cerebro, encargada de proteger las células nerviosas, lo que daría lugar a un mayor desvelo.

Presente en las carnes rojas, el pescado y los productos lácteos, la vitamina B12 es conocida por ayudar al desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del feto. No obstante, se aconseja a las mujeres embarazadas evitar productos como el hígado, los huevos crudos, los quesos blandos y los mariscos, todos ellos fuentes de vitamina B12. Esta vitamina también ayudaría a prevenir la demencia, las enfermedades cardiacas y los problemas de fertilidad en edades más tardías.

referencias

  1. Goedhart G. et al. Maternal vitamin B-12 and folate status during pregnancy and excessive infant crying. Early Human Development. 2011.