Noticias

La ingesta de yodo de los niños alemanes no es satisfactoria

marzo 18, 2013

De acuerdo con un reciente estudio, más de la mitad de los niños alemanes de entre 6 y doce años no alcanza la ingesta recomendada de yodo.

El estudio observacional a largo plazo, en el que se examinan periódicamente a más de de 700 participantes sanos desde la infancia hasta la edad adulta para recabar datos globales sobre diferentes parámetros de nutrición y salud, determinó el aporte de yodo en niños en edad escolar mediante la excreción de yodo en la orina a lo largo de un periodo de 24 horas (1). Los resultados mostraron que la ingesta de yodo había disminuido desde el año 2004: mientras que la excreción de yodo recomendable para los niños de entre siete y diez años es de 119 microgramos al día, el promedio de los participantes entre 2004 y 2006 fue de tan solo 86 microgramos al día y, en 2009, de 80 microgramos.

Los investigadores señalaron que en este grupo de edad la sal yodada es la principal fuente de yodo y, junto con la leche, representa más de las tres cuartas partes de la ingesta diaria de yodo. Aunque el pescado de mar contiene mucho más yodo, los niños lo consumen en pequeñas cantidades, por lo que apenas contri-buye al aporte de yodo. Dependiendo del tipo de pescado y el tamaño de la ración, un plato de pescado puede cubrir la ingesta recomendada de yodo durante más de un día. Una de las posibles causas de la disminución del consumo de yodo podría ser que los fabricantes de alimentos utilizan menos sal yodada en sus productos. Si en el año 2004 todavía un tercio de las empresas de alimentos usaba abundante sal yodada, hoy en día se estima que la proporción se ha reducido muy por debajo del 30%. Para garantizar el aporte de yodo de gran parte de la población, una posibilidad sería aumentar en el futuro el contenido de yodo de la sal utilizada tanto industrial como artesanalmente. En la actualidad, el contenido legalmente prescrito en Alemania de 15 y 25 microgramos de yodo por gramo de sal está por debajo del margen recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 20 a 40 microgramos por gramo de sal.

referencias

  1. Deutsche Gesellschaft für Ernährung. Dortmund Nutritional and Anthropometric Longitudinally Designed Study. Published online February 2013.