Noticias

La insuficiencia de vitamina D durante el embarazo podría aumentar el riesgo de depresión

junio 30, 2014

Niveles bajos de vitamina D en sangre podrían aumentar las probabilidades de desarrollar síntomas de anxiedad y depresión durante el embarazo temprano, según un nuevo estudio estadounidense.

En el estudio observacional se midieron las concentraciones de vitamina D en sangre de 498 mujeres que llevaban una media de 15,4 semanas en estado de gestación y se documentaron los síntomas referidos por las propias mujeres de depresión, ansiedad, estrés y otros trastornos de salud mental (1). Los resultados del estudio mostraron que aproximadamente el 12 % de las participantes tenían síntomas moderados de ansie- dad y depresión. Las mujeres con los niveles más bajos de vitamina D informaron más a menudo sobre sín- tomas severos de depresión y ansiedad que las mujeres del grupo con los niveles más altos. Cada 1 ng/ml menos en los niveles de vitamina D suponía un aumento de la gravedad de los síntomas. Los resultados también mostraron que niveles menores de vitamina D estaban relacionados con síntomas de depresión más severa en las mujeres que reconocían no realizar actividad física. Esta relación no se produjo en las mujeres que sí practican actividad física. Los síntomas de depresión fueron independientes de factores como el IMC, el color de la piel, la edad y el fumar, así como de la estación del año.

Los investigadores alentaron a seguir realizando estudios que examinen tanto la relación entre la vitamina D y los síntomas de depresión a lo largo de toda la gestación, como la función de la actividad física en esta relación. La depresión y la ansiedad son relativamente frecuentes durante el embarazo, con un índice de prevalencia de 15 a 30 % entre las mujeres en EE. UU. Investigaciones anteriores han sugerido que los trastornos del estado de ánimo durante la primera etapa del embarazo podrían aumentar el riesgo de fumar durante el embarazo, sufrir complicaciones como la preeclampsia y tener mala salud dental durante y des- pués del parto (2). Se ha demostrado que la vitamina D tiene un papel importante en ciertos trastornos del estado de ánimo (3, 4).

referencias

  1. Huang J. Y. et al. Association of Serum Vitamin D with Symptoms of Depression and Anxiety in Early Pregnancy. Journal of Women’s Health. 2014; 23(7).
  2. Witt W. P. et al. Poor pre-pregnancy and antepartum mental health predicts postpartum mental health problems among US women: A nationally representative population-based study. Womens Health Issues. 2011; 21:304–313.
  3. Anglin R. E. et al. Vitamin D deficiency and depression in adults: systematic review and meta-analysis. Br J Psychiatry. 2013; 202:100-107.
  4. Tariq M. M. et al. Vitamin D: a potential role in reducing suicide risk? Int J Adolesc Med Health. 2011; 23(3):157-165.