Noticias

La mayoría de los niños estadounidenses en edad preescolar consume demasiado sodio

septiembre 4, 2013

Según un nuevo estudio realizado en EE. UU., el 79% de los niños de entre 1 y 3 años y el 87% de los niños de entre 4 y 5 años superan el nivel de ingesta máximo recomendado de sodio, mientras que en todos los casos el consumo de potasio es insuficiente.

En este estudio se intentó determinar los patrones dietéticos de los niños antes de la edad escolar. Para investigar la ingesta de sodio y potasio se analizaron los datos de consumo en 3 grupos de participantes: 699 bebés de 7 a 11 meses de edad, 2882 niños de entre 1 y 3 años y 1389 niños de entre 4 y 5 años (1). Tomando como referencia los datos de una encuesta alimentaria a gran escala (NHANES 2003-2010), el análisis mostró que el 79%de los niños de edades comprendidas entre los 1 y los 3 años y el 87% de los pertenecientes al grupo de edad de 4 a 5 años superaron el nivel de ingesta máximo tolerable de sodio (UL por sus siglas en inglés). Entre los niños de raza negra no hispanos, el porcentaje estimado fue del 84% y 97% respectivamente. Sin embargo, en lo que se refiere al potasio, el 97% de los bebés mostraron unos niveles de ingesta adecuados, pero sólo el 5% de los niños de 1 a 3 años y el 0,4% de los niños de 4 a 5 años alcanzaron un nivel de ingesta adecuado. Los bebés y los niños alimentados con leche materna consumieron una media de sodio inferior a aquellos que no recibieron leche materna.

Los investigadores señalaron que una ingesta excesiva de sodio y un consumo insuficiente de potasio están relacionados con la hipertensión, uno de los factores de riesgo importantes para las enfermedades cardio-vasculares, que son la principal causa de muerte en los Estados Unidos (2). La evidencia resultante de los estudios en humanos, que abarcan ensayos aleatorizados controlados y metaanálisis (3), indica una relación positiva dosis-respuesta entre la ingesta dietética de sodio y la presión arterial, sobre todo en ciertos sub-grupos de la población como las personas de color no hispanas (4). Los resultados de la encuesta NHANES 2003–2008 indicaron que los niños estadounidenses de 8 a 18 años consumen aproximadamente la misma cantidad de sodio diaria que los adultos (3400 mg). Una ingesta de sodio más elevada se ha asociado con una presión sistólica más alta, especialmente entre los niños con sobrepeso u obesos (5). Dado que la presión arterial alta tiende a persistir con la edad, el consumo temprano de sodio y potasio de acuerdo con las recomendaciones ayudaría a prevenir el desarrollo de hipertensión más adelante (6). El hallazgo de que los bebés alimentados con leche materna consumen menos sodio que los que han recibido otro tipo de alimentación merece ser investigado más exhaustivamente.

En 2005, el Instituto de Medicina (IOM) estableció la ingesta dietética de referencia, incluyendo los niveles de ingesta máximos tolerables (UL), de sodio (2300 mg/d) para adultos de entre 19 y 50 años, partiendo de la relación dosis-respuesta entre el sodio y la hipertensión. Los UL para los niños se extrapolaron a partir de los de los adultos basándose en el aporte energético medio específico de la edad. No se ha establecido un nivel máximo de ingesta de sodio ni de potasio para los bebés.

referencias

  1. Tian N. et al. Sodium and potassium intakes among US infants and preschool children, 2003–2010. Am J Clin Nutr. Published online August 2013.
  2. Roger V. L. et al. Heart disease and stroke statistics - 2012 update: a report from the American Heart Association. Circulation. 2012; 125:e2–220.
  3. Cutler J. A. O. E. and Roccela E. J. Dietary salt reduction. In: Whelton P. K. H. J. and Louis G. T., eds. Lifestyle modification for the prevention and treatment of hypertension. New York, NY: Marcel Dekker, 2003:139–159.
  4. Weinberger M. H. Salt sensitivity of blood pressure in humans. Hypertension.v 1996; 27:481–490.
  5. Yang Q. et al. Sodium intake and blood pressure among US children and adolescents. Pediatrics. 2012; 130:611–619.
  6. Tekol Y. Maternal and infantile dietary salt exposure may cause hypertension later in life. Birth Defects Res B Dev Reprod Toxicol. 2008; 83:77–79.