Noticias

La mezcla de omega-3 y vitamina E muestra potencial para la capacidad del habla en autistas

agosto 11, 2009

Una combinación de ácidos grasos omega-3 y vitamina E puede mejorar la capacidad del habla en niños autistas con trastornos del lenguaje.

Los investigadores estadounidenses reclutaron a 187 niños con dispraxia verbal que habían recibido una suplementación con vitamina E y ácidos grasos poliinsaturados. Al final de la suplementación, 181 familias (97%) reportaron “mejoras espectaculares en varias áreas”, según los científicos. Estas áreas incluían el habla, el comportamiento, el contacto visual y otros problemas sensoriales.

Más que un trastorno del lenguaje, la dispraxia verbal es un síndrome complejo que afecta a la función neurológica de una persona. Un subgrupo de niños se caracteriza por manifestar autismo, problemas sensoriales, bajo tono muscular, alergia a los alimentos, problemas de coordinación y alteración de la función gastrointestinal. La presencia de múltiples alergias y problemas intestinales se asocia a deficiencias nutricionales de vitamina E, omega-3 y carnitina, entre otras.

Se está trabajando en este campo con un estudio clínico y un protocolo diseñados para seguir entendiendo el impacto que el ácido omega-3 y la vitamina E tiene sobre el autismo y la dispraxia verbal y para comenzar a determinar los mecanismos que provocan esta última.

referencias

  1. Morris C. R., Agin M. C. Syndrome of allergy, apraxia, and malabsorption: Characterisation of a neurodevelopmental phenotype that responds to omega-3 and vitamin E supplementation. Alternative Therapies in Health and Medicine, 2009; 15(4):34–43.