opinión experta

La riboflavina (vitamina B2) y la migraña: un puente para los problemas mitocondriales

julio 1, 2015

file

Professor Bruno Colombo, Universidad de Vita-Salute, Milán, Italia

La riboflavina o vitamina B2 es un importante micronutriente presente en la leche, los huevos, las vísceras, la malta de cebada, los vegetales de hoja verde y, especialmente, la levadura.

La migraña es una enfermedad común, dolorosa y, en última instancia, incapacitante. Se caracteriza por dolores de cabeza recurrentes de intensidad moderada a severa. Los síntomas de la migraña varían mucho de un individuo a otro. La frecuencia de los ataques es muy variable, con episodios que pueden durar entre 4 y 72 horas. Estos ataques pueden estar acompañados por otros síntomas clínicos como visión distorsionada, vértigo o alucinaciones. El 54 % de los pacientes manifiestan que las migrañas tiene un efecto negativo importante en sus vidas tanto en casa como en el trabajo.

El papel de las mitocondrias disfuncionales como agente causante de la migraña está hoy en día bien establecido.  La disfunción mitocondrial, una alteración del metabolismo oxidativo, provoca una disminución de la producción de adenosina trifosfato (ATP) y del metabolismo energético. Esto, a su vez, produce un desequilibrio de los iones de calcio que da lugar a un aumento de la excitabilidad neuronal.  La consecuencia es una alteración del procesamiento neuronal de la información y, por lo tanto, un umbral más bajo de migraña y el desencadenamiento de una depresión cortical propagada. Las mitocondrias sanas también ayudan a facilitar la homeostasis de los iones de calcio en las células normales. El desequilibrio iónico del calcio provoca vasoconstricción y sensibilización al dolor.

La riboflavina es un precursor de las coenzimas flavín mononucleótido (FMN) y flavín adenín dinucleótido (FAD), que son cruciales para el transporte de electrones dentro de las mitocondrias. La riboflavina es un componente esencial de la producción de energía de las mitocondrias. Es necesaria para la producción normal de ATP, que favorece la estabilidad de la membrana y garantiza un buen funcionamiento de las funciones celulares relacionadas con la energía. Aparentemente, la riboflavina es capaz de repletar las reservas energéticas mitocondriales en los pacientes de migraña, mejorando la función y la eficiencia de lasmitocondrias.

Un ensayo clínico realizado en 2004 por Boehnke et al. demostró la eficacia de la intervención con riboflavina en altas dosis para mitigar los efectos de la migraña severa. Los pacientes que participaron en este ensayo recibieron 400 mg/día de riboflavina durante 6 meses.  La frecuencia media de los dolores de cabeza se redujo de 4 a 2 días al mes y hubo una disminución del 35 % en la incidencia de los fármacos tomados por los pacientes para controlar el dolor. Sin embargo, la cantidad máxima de riboflavina que se puede absorber a partir de una sola dosis es de tan solo 27 mg. A esto se añade que la riboflavina tiene una vida media muy corta de aproximadamente una hora.

El Dr. Colombo cree que la migraña está asociada con la existencia de daño cerebral estructural. En su opinión, las lesiones en la sustancia blanca del cerebro están causadas por coágulos sanguíneos vasculares. Las directrices de la Academia Americana de Neurología concluyen que la riboflavina probablemente sea eficaz en la profilaxis de la migraña en adultos basándose en el nivel de evidencia B.

El Dr. Colombo concluye en su último artículo que la riboflavina podría considerarse en la futura combinación de tratamientos para la migraña, la llamada sinergia farmacológica, teniendo en cuenta la abundante evidencia científica que respalda la teoría de que la alteración mitocondrial aumenta los trastornos migrañosos.

referencias

  1. Colombo B., Saraceno L & Corni G, Riboflavin and migraine: the bridge over troubled mitochondria, Neurol Sci 2014; 35 Suppl 1:141–4.
  2. Shaik MM and Gan SH, Vitamin supplementation as possible prophylactic treatment against migraine with aura and menstrual migraine, Biomed Research International 2015, Article ID 46 9529.
  3. Stuart S and Griffiths LR, A possible role for mitochondria dysfunction in migraine, Molecular Genetics and Genomics 2012, 287 (11-12):837–844.
  4. Boehnke C. Reuter U et al., High-dose riboflavin treatment is efficacious in migraine prophylaxis: an open study in a tertiary care centre, European Journal of Neurology, 2004, 11(7):475–477.
  5. Colombo B, Dalla Libera D and Comi G, Brain white matter lesions in migraine: what’s the meaning?, Neurol. Sci. 2011:32Suppl 1:S37–40.
  6. Holland S, Silberstein SD, Freitag F et al., Evidence-based guideline update: NSAIDS and other complementary treatments for episodic migraine prevention in adults: report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology and the American Headache Society 2012.  Neurology 78:1346–1353.