Noticias

La suplementación de biotina puede ayudar a mitigar algunos de los efectos de la esclerosis múltiple progresiva

septiembre 1, 2015

En un nuevo estudio piloto se trató a pacientes con esclerosis múltiple (EM) con altas dosis de la vitamina hidrosoluble biotina, observándose mejoras en la visión y el grado de parálisis. Los resultados fueron lo suficientemente alentadores como para iniciar nuevos ensayos controlados aleatorizados.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmune progresiva crónica del sistema nervioso central que se caracteriza por focos de desmielinización diseminados y lesiones axonales y que altera la capacidad de conducción de los impulsos eléctricos del nervio. Los síntomas incluyen parálisis, sensaciones de hormigueo o entumecimiento, dolor y neuritis óptica unilateral. La causa de esta enfermedad se desconoce, pero es probable que se deba a una combinación de predisposición genética y factores exógenos que inducen una respuesta inmune inapropiada a uno o más autoantígenos del sistema nervioso central.

Actualmente la esclerosis múltiple afecta a alrededor de 2,3 millones de personas en todo el mundo. La prevalencia es de aproximadamente 33 casos por cada 100 000 habitantes, siendo cuatro veces más común entre las mujeres que entre los hombres. La edad de aparición suele situarse entre los 20 y los 40 años. (2)

La enfermedad presenta varias formas. La EM primaria progresiva (EMPP) tiene un comienzo lento, pero se produce un empeoramiento constante de los síntomas. La EM secundaria progresiva (EMSP) se caracteriza por recidivas ocasionales, si bien los síntomas permanecen constantes sin remisiones. No existen tratamientos eficaces para estas formas.

Sedel et al. realizaron un estudio piloto de prueba de concepto (1) con 23 pacientes de EMPP y EMSP a los que se trató con entre 100 y 600 mg/día de biotina durante un periodo de 2 a 36 meses. En este tiempo se observaron mejoras en la visión y el grado de parálisis en un umbral de ingesta de 300 mg de biotina/día. Los resultados demostraron que la intervención con dosis altas de biotina podía afectar la progresión de la enfermedad y ayudar a aliviar algunos de sus síntomas.

Estos resultados esperan ser confirmados con el estudio MS-SPI, un ensayo aleatorizado más grande que se está llevando a cabo actualmente con una cohorte de 154 personas y una intervención con 300 mg/día de biotina.

La biotina, conocida también como vitamina B7 o vitamina H, es una vitamina que se encuentra en muchos alimentos. Esta actúa como una coenzima para las carboxilasas involucradas en el metabolismo energético y la síntesis de ácidos grasos.

referencias

  1. Sedel F, Papeix C, Bellanger A et al., “High doses of biotin in chronic progressive multiple sclerosis: A pilot study”, Multiple Sclerosis and Related Disorders 2015, Mar 4(2): 159-169.
  2. Multiple Sclerosis International Federation, 2013