Noticias

La vitamina A regula la absorción del betacaroteno y de los lípidos

enero 8, 2010

Un estudio llevado a cabo en células del colon humano describe una red reguladora sensible a la dieta que controla la producción de vitamina A a partir del betacaroteno y la absorción intestinal de los lípidos.

Basándose en estos resultados (1), los investigadores prevén que existen diferencias importantes en la utilización de betacaroteno en poblaciones con niveles altos y bajos de vitamina A. En el caso de la deficiencia de vitamina A, la expresión aumentada de determinados genes del intestino delgado asegura que el betacaroteno alimentario pueda absorberse y utilizarse eficazmente para producir vitamina A, incluso en pequeñas cantidades. Cuando hay suficiente vitamina A disponible, se bloquea la absorción del betacaroteno, previniendo así la producción excesiva de cantidades tóxicas de vitamina A (ácido retinoico), lo cual convierte al betacaroteno en una fuente segura de vitamina A.

Además, los hallazgos implican que la vitamina A alimentaria afecta a la absorción de lípidos de forma más general. Una cierta proteína dependiente de la vitamina A (ácido retinoico) facilita la absorción intestinal no sólo del betacaroteno, sino también de los ácidos grasos, el colesterol, la vitamina E y otros carotenoides.

La insuficiencia de vitamina A no es un problema únicamente en los países en vías de desarrollo, estando también muy extendida en la sociedad occidental. Aproximadamente el 15% de las personas entre 19 y 24 años en el Reino Unido tienen una ingesta total de vitamina A inferior al nivel recomendado (2), y casi la mitad de las mujeres estadounidenses premenopáusicas pueden experimentar deficiencia manifiesta o marginal de vitamina A (3).

Hay una considerable variabilidad genética en el uso de betacaroteno en la población en general. Muchas personas tienen mermada su capacidad de convertir el betacaroteno en vitamina A (4). Una ingesta insuficiente de vitamina A en los alimentos y/o la variabilidad genética pueden constituir factores de riesgo para los trastornos de metabolismo de los lípidos (dislipidemia). La función de la vitamina A alimentaria en la prevención de los problemas asociados a la dislipidemia, como enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, requiere más investigación y es de una importancia incuestionable para la salud humana.

referencias

  1. Lobo GP et al. ISX is a retinoic acid sensitive gatekeeper that controls
    intestinal lipid absorption.
  2. Henderson L et al. The National Diet and Nutrition Survey: adults aged 19–64 years. Office for National Statistics, Palgrave Macmillan, London, UK. 2003.
  3. Feskanich, D et al. Vitamin A intake and hip fractures among postmenopausal women. JAMA. 2002; 287:47–54.
  4. Leung WC et al. Two common single nucleotide polymorphisms in the gene encoding beta-carotene 15,15'-monoxygenase alter beta-carotene metabolism in female volunteers. Faseb J. 2008; 23:1041–1053.