Noticias

La vitamina D combinada con el calcio puede reducir el riesgo de cáncer de piel en la mujer

julio 6, 2011

Según un nuevo estudio realizado en los Estados Unidos, las mujeres con alto riesgo de desarrollar melanoma que toman suplementos de vitamina D y calcio pueden con ello estar reduciendo el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Durante el estudio aleatorizado controlado, 36.282 mujeres que habían pasado ya por la menopausia (de 50 a 79 años de edad) recibieron, o bien placebo, o 400 IU de vitamina D y 1.000 miligramos de carbonato de calcio al día por un promedio de siete años (1). El análisis estuvo enfocado en el riesgo de melanoma de mujeres con un historial de cáncer de piel de tipo no melanoma. Los resultados del estudio indicaron que las mujeres que habían tenido alguna vez un cáncer no melanoma y tomaron la combinación de vitamina D y calcio desarrollaron 57% menos melanomas que las mujeres con historiales similares que recibieron placebo. Las mujeres que no habían padecido cáncer de piel no melanoma que tomaron los suplementos no vieron ninguna reducción del riesgo comparadas con el grupo de placebo.

Los investigadores comentaron que los resultados deberían interpretarse con precaución, pero que los hallazgos eran un estímulo para la realización de más estudios. Dado que los hombres no estuvieron incluidos en la prueba, los investigadores no pueden estar seguros de si el efecto protector de los suplementos también se aplicaría a los hombres con un historial de cáncer de piel no melanoma. Los científicos observaron que la carencia de efecto protector en las mujeres sin un historial de cáncer de piel no melanoma podría deberse a la dosis muy baja de vitamina D, basada en los conocimientos actuales, administrada a las pacientes en la prueba.

Los cánceres de piel de tipo no melanoma, tales como el cáncer de células basales, son las formas más comunes de cáncer de piel. Las personas que padecen esta enfermedad, que generalmente no resulta fatal, son más proclives a desarrollar la enfermedad más letal, el melanoma. La vitamina D es bien conocida por su papel en el crecimiento de los huesos, pero también afecta a las células no pertenecientes al esqueleto. En muchas partes del cuerpo, incluyendo la piel, la vitamina D controla la rapidez con la que se dividen las células; en caso de cáncer, las células suelen dividirse con una rapidez descontrolada. Los estudios de varias instituciones han sugerido que la vitamina D está asociada con un menor riesgo de contraer cáncer de colon, pecho, próstata y otros. Sin embargo, el Instituto de Medicina (IOM por sus siglas en inglés) publicó un informe en noviembre de 2010 en el que se afirma que se requeriría más investigación sobre la vitamina D y el calcio, dado que la evidencia era insuficiente para probar que estos produzcan un beneficio referente a la salud no ósea.

referencias

  1. Tang J. Y. et al. Calcium Plus Vitamin D Supplementation and the Risk of Nonmelanoma and Melanoma Skin Cancer: Post Hoc Analyses of the Women's Health Initiative Randomized Controlled Trial. Journal of Clinical Oncology. 2011.