Noticias

La vitamina D podría disminuir la presión arterial

marzo 27, 2013

Un nuevo estudio realizado en EE. UU. afirma que la suplementación regular con vitamina D podría contribuir a disminuir la presión arterial de los afroamericanos.

En el ensayo aleatorizado controlado, se dividió a 250 adultos afroamericanos en cuatro grupos. Dependien-do del grupo, los participantes recibieron una suplementación diaria de vitamina D de 1.000, 2.000 o 4.000 UI durante tres meses mientras que los participantes del cuarto grupo recibieron placebo (1). Los resultados del estudio mostraron que los participantes del grupo de la suplementación presentaban una disminución de la presión arterial sistólica de una media de 0,7 a 4 mm Hg, siendo aquellos que recibieron la dosis más alta de vitamina D los que más se beneficiaron de dicha disminución. Por otro lado, los participantes del grupo del placebo mostraron un aumento de la presión sanguínea sistólica (1,7 mm Hg).


Los investigadores comentaron que los efectos en el descenso de la presión arterial de la vitamina D fueron modestos pero significativos. Si las futuras investigaciones respaldaran estos hallazgos, el uso extendido de la suplementación con vitamina D entre los afroamericanos podría tener beneficios significativos para la salud pública. La alta presión sanguínea, un factor de riesgo de ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y apoplejía, es un 40% más frecuente en los afroamericanos que en otros grupos étnicos de América.


Numerosos estudios observacionales han incluido la insuficiencia y la deficiencia de vitamina D como factor de riesgo para la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades renales. Los resulta-dos de los ensayos aleatorizados controlados que han investigado los efectos beneficiosos de la suplementa-ción con vitamina D no han sido concluyentes hasta la fecha (2). Se han barajado varios mecanismos posi-bles subyacentes a los posibles efectos vasculares y renales de la vitamina D: Por un lado, los bajos niveles de vitamina D parecen estar relacionados con una mayor activación del sistema renina-angiotensina (RAS), contribuyendo directamente a una mayor presión arterial así como a la insuficiencia renal. Por otro lado, las mayores concentraciones de vitamina D en sangre se han relacionado con una mejora de la función endote-lial así como con una reducción del estrés oxidativo y la inflamación.

referencias

  1. Forman J. P. et al. Effect of vitamin D supplementation on blood pressure in blacks. Hypertension. 2013; 61(4):779–785.
  2. Vaidya A. and Forman J. P. Vitamin D and vascular disease: the current and future status of vitamin D therapy in hypertension and kidney disease. Curr Hypertens Rep. 2012; 14:111–119.