Noticias

La vitamina E podría reducir el riesgo de cáncer de próstata en fumadores

febrero 3, 2014

Según un estudio de seguimiento realizado en Finlandia, el efecto preventivo de los suplementos de vitamina E en el desarrollo de cáncer de próstata en hombres fumadores se prolongó unos 8 años después del ensayo inicial y tuvo como resultado una disminución de la mortalidad por cáncer de próstata.

El estudio determinó los posibles efectos a largo plazo de la vitamina E (alfa-tocoferol) y el betacaroteno sobre la incidencia de cáncer y el riesgo de mortalidad por todas las causas en 25 563 hombres fumadores durante los 18 años posteriores a un gran ensayo aleatorizado controlado (1). El estudio ATBC inicial examinó durante aproximadamente 6 años el efecto de la suplementación con alfa-tocoferol (50 mg/día), betacaroteno (20 mg/día) o un placebo en la incidencia de cáncer entre 29 133 hombres fumadores de 50 a 69 años (2). El seguimiento mostró que la reducción del 34 % observada en la incidencia de cáncer de próstata en hombres que recibieron vitamina E se mantuvo unos 8 años después de que el ensayo inicial hubiera terminado. Además, la disminución del 16 % en el riesgo de mortalidad por cáncer de próstata en el grupo que tomó vitamina E siguió siendo evidente 8 años después del ensayo. Mientras que en el estudio ATBC original la suplementación con altas dosis de betacaroteno aumentó el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón entre los participantes que fumaban 20 cigarrillos o más al día, el riesgo más alto relacionado con el tabaquismo desapareció en un plazo de unos 4 años después de abandonar los suplementos de betacaro- teno, y no se observaron efectos tardíos durante los 18 años de seguimiento.

Los investigadores señalaron que, aunque los experimentos de laboratorio apuntan a varios posibles meca- nismos para el efecto preventivo del alfa-tocoferol en el cáncer de próstata, sigue sin estar claro cuál es su función en la carcinogénesis de próstata. Un subestudio dentro del estudio ATBC sugirió que la suplemen- tación con alfa-tocoferol disminuyó los niveles séricos de androstenediona y testosterona, dos hormonas sexuales que se cree participan en la etiología del cáncer de próstata (3). No obstante, a diferencia de los resultados del estudio ATBC, otros ensayos con suplementos de 400 UI de vitamina E diarias o cada dos días no han hallado ningún efecto beneficioso en la incidencia del cáncer de próstata.

Los efectos temporales del aumento del riesgo de cáncer de pulmón entre los participantes fumadores que recibieron dosis altas de betacaroteno durante años –efectos que desaparecieron después de la interven- ción– sugieren que el betacaroteno pudo acelerar el crecimiento de tumores no detectables, ya existentes en etapas muy tempranas, y contradicen el papel de éste en el desarrollo del cáncer de pulmón. Los resultados del estudio ATBC son inconsistentes con otros efectos protectores menores derivados de un consumo o unos niveles sanguíneos más altos de betacaroteno que se han observado en estudios epidemiológicos prospec- tivos (4). En otros ensayos aleatorizados controlados llevados a cabo con fumadores y no fumadores, la suplementación con betacaroteno no influyó en la incidencia de cáncer de pulmón (5-7).

referencias

  1. Virtamo J. et al. Effects of alpha-tocopherol and beta-carotene supplementation on cancer incidence and mortality: 18-Year post-intervention follow-up of the Alpha-Tocopherol, Beta-Carotene Cancer Prevention Study. Int. J. Cancer. Published online December 2013.
  2. The ATBC Cancer Prevention Study Group. The Alpha-Tocopherol, Beta-Carotene Lung Cancer Prevention Study: design, methods, participant characteristics, and compliance. Ann Epidemiol. 1994; 4:1–10.
  3. Hartman T. J. et al. Effects of long-term alpha-tocopherol supplementation on serum hormones in older men. Prostate. 2001; 46:33–38.
  4. Gallicchio L. et al. Carotenoids and the risk of developing lung cancer: a systematic review. Am J Clin Nutr. 2008; 88:372–383.
  5. Hennekens C. H. et al. Lack of effect of long-term supplementation with beta-carotene on the incidence of malignant neoplasms and cardiovascular disease. N Engl J Med. 1996; 334:1145–1149.
  6. Lee I. M. et al. Beta-Carotene supplementation and incidence of cancer and cardiovascular disease: the Women’s Health Study. J Natl Cancer Inst. 1999; 91:2102–2106.
  7. Lin J. et al. Vitamins C and E and beta-carotene supplementation and cancer risk: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst. 2009; 101:14–23.