Noticias

Las embarazadas y los recién nacidos padecen deficiencia de vitamina D

octubre 11, 2011

De acuerdo con un reciente estudio alemán, las mujeres embarazadas y los bebés recién nacidos sufren una deficiencia dramática de vitamina D. Los expertos en nutrición abogan por aumentar las recomendaciones para la ingesta de esta vitamina.

En el estudio se determinó la concentración de vitamina D en muestras de sangre de 84 mujeres durante el parto y en la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos (1). Los resultados mostraron que el 90 por ciento de las mujeres y el 88 por ciento de los bebés presentaban una carencia de vitamina D. Solamente dos de las mujeres y tres de los bebés examinados presentaron unas concentraciones de vitamina D superiores a las recomendaciones de 50 nanomoles por litro (nmol/L) establecidas por el Instituto de Medicina de EE. UU. en 2011.

Los investigadores comentaron que se trata del primer estudio en Alemania que ha utilizado análisis de sangre para comprobar el estado real de vitamina D en este grupo de población. A raíz de los resultados, concluyeron que las mujeres embarazadas y también otros muchos grupos de población necesitan con urgencia aumentar la ingesta de vitamina D a fin de prevenir consecuencias para la salud, como problemas en la formación de los huesos. Para lograr un mayor consumo de vitamina D podrían utilizarse suplementos dietéticos, alimentos enriquecidos o medicamentos. El primer paso, sin embargo, es que las autoridades aumenten la ingesta recomendada.

En la actualidad, la Sociedad Alemana de Nutrición (DGE, por sus siglas en alemán) recomienda a las personas adultas, entre ellas mujeres embarazadas y lactantes, la ingesta de 5 microgramos (µg) de vitamina D (200 UI) al día. En Canadá, por ejemplo, la recomendación diaria de esta vitamina es diez veces mayor. Los datos del estudio de consumo Nationalen Verzehrsstudie II de 2008 indican que en Alemania existe una deficiencia de vitamina D entre la población. El 82 por ciento de los hombres y el 91 por ciento de las mujeres no alcanzan la ingesta diaria recomendada de 5 µg. No obstante, estos datos están basados en la ingesta, pero no en la determinación del nivel de vitamina D mediante la medición de su concentración en sangre.

referencias

  1. Kunz C. and Gilbert P. Mangelware Vitamin D [German: Vitamin D, a scarce commodity]. Press Release from the Justus Liebig University Gießen. October 2011.