Noticias

Las multivitaminas podrían reducir el riesgo de infarto en mujeres

octubre 14, 2010

El uso a largo plazo de suplementos multivitamínicos podría estar asociado con un menor riesgo de infarto de miocardio en mujeres, según un nuevo estudio sueco.

En este estudio observacional de base poblacional se recogieron los datos de 31.671 mujeres sin antecedentes de enfermedad cardiovascular (ECV) y de 2.262 mujeres que habían padecido ECV, todas ellas de entre 49 y 83 años, a través de cuestionarios administrados por el propio estudio sobre temas como el uso de suplementos, la dieta y los hábitos de vida (1). Se calculó que los suplementos multivitamínicos contenían vitamina A (0,9 mg), vitamina C (60 mg), vitamina D (5 mcg), vitamina E (9 mg), vitamina B1 (1,2 mg), vitamina B2 (1,4 mg), vitamina B6 (1,8 mg), vitamina B9 (400mcg) y vitamina B12 (3 mcg). Durante el seguimiento a lo largo de una media de 10,2 años, en el grupo sin enfermedades cardiovasculares, el uso de multivitaminas solas sin ningún suplemento se asoció a un menor riesgo de infarto de miocardio (IM). Por otro lado, en el grupo con ECV, el uso de multivitaminas solas o combinadas con otros suplementos no se asoció al infarto de miocardio.

Referencias:Los investigadores sugieren que el posible efecto protector de las multivitaminas sobre el infarto de miocardio podría deberse a vitaminas antioxidantes como la vitamina C, la vitamina E, el complejo de vitaminas B y los minerales, que podrían estar involucrados en la reducción del proceso aterosclerótico al eliminar los radicales libres. Sería necesario realizar más estudios para confirmar o refutar estas conclusiones y, en el caso de que se confirmaran, para aclarar qué composición de multivitaminas (incluyendo dosis e ingredientes) y qué duración de uso se necesitan para apreciar efectos beneficiosos sobre el IM.

Referencias:Los resultados de este estudio coinciden con algunos estudios observacionales que han relacionado el uso de suplementos multivitamínicos con hasta un 51% menos de riesgo de infarto de miocardio en mujeres y/o hombres (2–6), pero no con otro tipo de riesgos (7, 8). Los expertos opinan que la razón de esta aparente contradicción podría radicar en las diferentes dosis y composiciones de ingredientes de los suplementos vitamínicos empleadas en los distintos estudios. La mayoría de los ensayos aleatorizados controlados (EAC) no han mostrado ningún beneficio sobre la salud cardiovascular procedente de los suplementos vitamínicos. Las razones podrían ser que muchos EAC se realizaron entre participantes con enfermedades cardiovasculares, mientras que los estudios observacionales se basan principalmente en participantes sanos a fin de observar el potencial de los suplementos en la prevención (más que en el tratamiento) de las ECV. Esta discrepancia entre estudios también podría deberse a que el tiempo de seguimiento en la mayoría de los EAC es más corto que en muchos estudios observacionales.

referencias

  1. Rautiainen S. et al. Multivitamin use and the risk of myocardial infarction: a population-based cohort of Swedish women. Am J Clin Nutr. 2010; 92(5):1251–1256.
  2. Holmquist C. et al. Multivitamin supplements are inversely associated with risk of myocardial infarction in men and women. J Nutr. 2003; 133:2650–2654.
  3. Klipstein-Grobusch K. et al. Dietary antioxidants and risk of myocardial infarction in the elderly: the Rotterdam Study. Am J Clin Nutr. 1999; 69:261–266.
  4. Rimm E. B. et al. Folate and vitamin B6 from diet and supplements in relation to risk of coronary heart disease among women. JAMA. 1998; 279:359–364.
  5. Watkins M. L. et al. Multivitamin use and mortality in a large prospective study. Am J Epidemiol. 2000; 152:149–162.
  6. Pocobelli G. et al. Use of supplements of multivitamins, vitamin C, and vitamin E in relation to mortality. Am J Epidemiol. 2009; 170:472–483.
  7. Neuhouser M. L. et al. Multivitamin use and risk of cancer and cardiovascular disease in the Women’s Health Initiative cohorts. Arch Intern Med. 2009; 169:294–304.
  8. Muntwyler J. et al. Vitamin supplement use in a low-risk population of US male physicians and subsequent cardiovascular mortality. Arch Intern Med. 2002; 162:1472–1476.