Noticias

Las personas que trabajan en interiores pueden padecer deficiencia de vitamina D

mayo 28, 2011

Según un nuevo estudio, casi la mitad de los australianos que trabajan en lugares cubiertos podrían presentar un déficit de vitamina D al final del invierno.

En el estudio se analizaron las concentraciones de vitamina D en sangre de aproximadamente 100 oficinistas (1). Los resultados revelaron que el 42% de los participantes padecía una deficiencia de esta vitamina al término del invierno. Uno de cada tres también mostró unos niveles bajos durante el verano. Las personas de piel muy oscura fueron las que presentaron las concentraciones más bajas de vitamina D, con un 90% de casos de deficiencia al final de invierno.

La investigadora Prof. R. S. Mason comentó que, si bien no hay síntomas a corto plazo que apunten a una defi-ciencia, la falta de vitamina D aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis y de tener una función muscular deficiente a edades más avanzadas. Las personas de piel muy blanca tienden a padecer deficiencia de vitamina D, ya que evitan el sol debido a sus posibles daños. En estos casos, Mason recomendó salir al sol a mediodía en invierno y exponer la mayor cantidad de piel posible. No obstante advirtió que los mismos rayos que son necesarios para que la piel sintetice la vitamina D también pueden causar daños en la misma. Mason añadió que, según sus propias investigaciones, los compuestos de vitamina D que se forman en la piel por la acción de la luz UV contribuirían a la fotoprotección desde dentro, incluyendo una reducción del daño en el ADN y de la supresión del sistema inmune provocada por la luz ultravioleta.

referencias

  1. Presentation by Professor Rebecca S. Mason at the Dieticians Association of Australia Conference in Adelaide, Australia, May 2011.