Noticias

Las píldoras de vitamina B no ayudan en las cardiopatías, según una revisión

octubre 20, 2009

Los ensayos en los que se empleó una combinación de vitaminas B6, B12 y B9 (ácido fólico) no resultaron eficaces para reducir el riesgo de episodios cardiovasculares, según informa una nueva revisión científica.

Esta revisión, que ha sido criticada por los expertos, incluyó ocho ensayos aleatorizados controlados (equivalente a 24.210 personas) que investigaron el uso de vitaminas B en forma de suplementos para reducir el riesgo de infarto, accidente cerebrovascular o muerte asociada a enfermedades cardiovasculares al bajar los niveles de homocisteína (1).

Ciertas vitaminas B, concretamente la B12, B9 (ácido fólico) y B6, afectan a los niveles en sangre de un aminoácido llamado homocisteína. Unos niveles altos de esta molécula (más de 15 micromoles/litro) se asocian a un mayor riesgo de cardiopatías. Se ha sugerido que la administración de suplementos de vitamina B podría ayudar a regular los niveles de homocisteína, reduciendo así el riesgo de enfermedades cardiovasculares y muerte. Existe hasta la fecha una gran cantidad de literatura científica para demostrar que hay un vínculo entre las vitaminas B y un menor riesgo de mortalidad cardiovascular.

La revisión mostró que los suplementos de vitamina B no disminuían el riesgo de desarrollar o fallecer por cardiopatía. No obstante, los expertos han criticado que de los estudios incluidos en la revisión que midieron los niveles de homocisteína en sangre únicamente al comienzo del estudio y tras la ingesta de vitaminas B (sólo cinco de los ocho estudios), solamente se produjo una subida moderada del nivel de homocisteína (un promedio de 12,4 micromoles/litro), lo cual no se ha asociado a un mayor riesgo de cardiopatía (2).

Además, los expertos señalaron que los participantes diferían mucho en su estado de salud. Sus condiciones de riesgo cardiovascular eran diferentes: mientras que algunos ya padecían una enfermedad cardiovascular, otros sólo eran casos de riesgo de ECV. Aparte de esto, en los diferentes estudios se administraron dosis distintas de vitamina B9 (ácido fólico), B6 y B12.

Un estudio que podría añadir valor a la literatura científica sería uno de prevención primaria en personas sin una enfermedad cardiovascular previa.

referencias

  1. Martí-Carvajal AJ et al. Homocysteine lowering interventions for preventing cardiovascular events. Cochrane Database of Systematic Reviews, 2009, Issue 4. Art. No.: CD006612.
  2. Mager A et al. Impact of homocysteine-lowering vitamin therapy on long-term outcome of patients with coronary artery disease. Am J Cardiol. 2009; 104:745–749.