Noticias

Las variantes del receptor de la vitamina D se relacionan con un mayor riesgo de enfermedades crónicas

noviembre 26, 2012

Según un nuevo estudio realizado en EE. UU., las personas con una determinada variación genética que participa en el metabolismo de la vitamina D podrían ser especialmente susceptibles a los posibles efectos adversos para la salud de una concentración de vitamina D en sangre baja.

Los investigadores analizaron las variaciones genéticas de 304 participantes en el estudio (edad media de 74 años) con bajos niveles de vitamina D en sangre y de 1.210 participantes con concentraciones normales. Al mismo tiempo atendieron a los posibles efectos de esas variaciones genéticas en el desarrollo de enferme-dades crónicas y los casos de muerte tras una media de 11 años (1). Los resultados del estudio mostraron que los participantes con bajos niveles de vitamina D tenían un 32% más de riesgo de fractura de cadera, infarto de miocardio, cáncer y muerte. Entre aquellos participantes con bajos niveles en suero de 24(OH)D, la presencia de cierta variación (polimorfismo) del gen que codifica el receptor de vitamina D se relacionó con un 40% más de riesgo de resultados clínicos potencialmente fatales. La presencia de dos variaciones genéticas se relacionó con hasta un 82% más de riesgo. Sin tener en cuenta las concentraciones de vitami-na D, no se hallaron relaciones entre los polimorfismos y el riesgo de enfermedad.

Los investigadores concluyeron que las personas con variantes del gen relacionado con el metabolismo específico de la vitamina D podrían ser especialmente susceptibles a, o estar protegidas de los posibles efectos adversos para la salud de las bajas concentraciones de vitamina D. Se necesitan más estudios que investiguen por qué esas variaciones afectan a las concentraciones de 25(OH)D. Por otro lado, medir a largo plazo los niveles de 25(OH)D en otras poblaciones de estudio serviría para probar si estos hallazgos se pueden generalizar.

referencias

  1. Levin G. P. et al. Genetic variants and associations of 25-hydroxyvitamin D concentrations with major clinical outcomes. JAMA. 2012; 308:1898–1905.