Noticias

Las verduras de hoja verde ricas en antioxidantes podrían contribuir a evitar el daño causado por el entrenamiento físico

mayo 7, 2012

Según un nuevo estudio realizado en el Reino Unido, comer verduras de hoja verde como el berro puede evitar parte del daño causado por un ejercicio físico de alta intensidad y podría contribuir a incrementar los beneficios del entrenamiento duro.

El estudio comparó la reacción física de dos grupos de hombres (con una edad media de 23 años) que realizaban ejercicio de alta intensidad en la cinta ergométrica, el primer grupo había consumido 85 g de berro al día durante un periodo de 8 semanas, mientras que el segundo no había consumido dicha verdura (1). Los resultados mostraron que los que no habían comido berro sufrían más daño en el ADN, una mayor peroxidación de lípidos (un signo de estrés oxidativo) y menores niveles de antioxidantes como la vitamina E (alfatocoferol) que aquellos que lo sí lo habían comido. Según lo observado en el estudio, el efecto de comer verduras de hoja verde en el cuerpo no es acumulativo: aquellos que habían comido la verdura solo dos horas antes del ejercicio experimentaron los mismos beneficios que aquellos que la habían consumido durante ocho semanas.

Los investigadores concluyeron que consumir una cantidad relativamente pequeña de verduras de hoja verde cada día puede ayudar a aumentar los niveles en sangre de importantes vitaminas antioxidantes que podrían contribuir a proteger el cuerpo del daño en el ADN que producen los radicales libres debido a una actividad física aeróbica agotadora.

referencias

  1. Fogarty M. C. et al. Acute and chronic watercress supplementation attenuates exercise-induced peripheral mononuclear cell DNA damage and lipid peroxidation. British Journal of Nutrition. Published online April 2012.