Noticias

Las vitaminas B podrían ser beneficiosas para los pacientes con deterioro cognitivo

noviembre 3, 2011

Según un nuevo estudio realizado en Reino Unido, un mayor consumo de vitaminas B podría ralentizar el declive cognitivo en gente con deterioro cognitivo moderado.

El ensayo aleatorizado controlado investigó el posible vínculo entre la suplementación con vitamina B, los niveles de homocisteína y la función cognitiva. En el estudio, 266 personas de más de 70 años con deterioro cognitivo leve diagnosticado recibieron un suplemento de vitamina B que les proporcionó 0,8 mg al día de ácido fólico, 0,5 mg de vitamina B12 y 20 mg de vitamina B6 o placebo durante dos años (1). Los resultados del estudio mostraron que en el grupo de la vitamina B los niveles de homocisteína descendieron una media de un 30% y la función mental ejecutiva se estabilizó, en comparación con el grupo del placebo. Además, se observó un deterioro considerablemente más lento de la cognición global así como de la memoria episódica y semántica en el grupo de la vitamina B.

Los investigadores señalaron que de los datos podría deducirse que al disminuir las concentraciones de homocisteína mediante la administración de vitaminas B, se ralentiza la atrofia cerebral, lo que a su vez ralentiza tanto el deterioro cognitivo como el clínico. Esto concordaría con varios estudios que muestran que el índice de atrofia cerebral general va estrechamente ligado al deterioro en varias medidas cognitivas. El hecho de que algunos estudios no hayan mostrado los beneficios de la vitamina B en la función cognitiva podría deberse a la corta duración de estos o a la participación de sujetos sanos o que ya padecían una demencia demasiado avanzada para que se detectara una mejora.

La atrofia cerebral es un síntoma común del deterioro cognitivo leve y puede ser un signo temprano de demencia. Las altas concentraciones del aminoácido homocisteína parecen ser un factor importante para determinar la tasa de atrofia. Un estudio mostró que la gente con los niveles de homocisteína en suero por encima de los 14 mmol/L presentaba el doble de riesgo de padecer demencia (2). Por otro lado, se sabe que las concentraciones en el tejido y el plasma de homocisteína vienen determinadas por el estado de las vitaminas B, puesto que son cofactores de las enzimas implicadas en el metabolismo de la homocisteína.

referencias

  1. de Jager C. A. et al. Cognitive and clinical outcomes of homocysteine-lowering B-vitamin treatment in mild cognitive impairment: a randomized controlled trial. International Journal of Geriatric Psychiatry. Online publication October 2011.
  2. Schaefer E. J. et al. Plasma phosphatidylcholine docosahexaenoic acid content and risk of dementia and Alzheimer disease – The Framingham Heart Study. Arch Neurol. 2006; 63:1545–1550.