Noticias

Los ácidos grasos omega-3 podrían ser beneficiosos para el desarrollo del embarazo

marzo 11, 2013

Según un nuevo estudio realizado en EE. UU., la suplementación diaria con ácido docosahexaenoico en la segunda mitad de la gestación podría reducir el riesgo de parto prematuro y de peso muy bajo al nacer.

A fin de investigar los posibles efectos de un mayor consumo de ácidos grasos omega-3 durante el embara-zo en la duración de la gestación y el tamaño del bebé al nacer, el ensayo aleatorizado controlado incluyó a 350 mujeres embarazadas que consumieron una cápsula de 600 mg de ácido docosahexaenoico (DHA) o placebo desde la semana 19 del embarazo hasta el parto (1). Los resultados del estudio mostraron que, en comparación con el placebo, la suplementación con DHA daba lugar a mayores concentraciones del fosfo-lípido DHA en la madre y en los glóbulos rojos del cordón, a una mayor duración de la gestación (una media de 2,9 días), un mayor peso al nacer (172 g), un mayor tamaño (0,7 cm) y una mayor circunferencia de la cabeza (0,5 cm). Además, el grupo del DHA tuvo menos hijos nacidos antes de la semana 34 de gestación y los niños prematuros tuvieron hospitalizaciones más cortas que en el grupo del placebo. No se identificaron problemas de seguridad.

Los investigadores concluyeron que proporcionar suplementación a las mujeres de EE. UU. con DHA podría aumentar de forma segura el peso medio al nacer y la edad gestacional hasta alcanzar cifras más cercanas a las que se dan en otros países desarrollados como Noruega o Australia. En Estados Unidos, las mujeres tienen una gestación media de 270,9 días, y el peso medio al nacer de los niños es de cerca de 3.390 g. Además, el declive observado en el peso al nacer en EE. UU. desde 1990 sugiere que se puede mejorar dicho peso así como la duración de la gestación.

El consumo de ácidos grasos omega-3 puede ser interesante durante el embarazo porque existen pruebas de que puede mejorar los resultados de éste así como la duración de la gestación y porque se cree que aumenta el crecimiento del bebé y su desarrollo a corto y largo plazo. Todavía hay que investigar si esto es beneficioso para la salud y el desarrollo generales de la mayoría de los niños. Los resultados de ensayos aleatorizados con suplementación previos eran contradictorios, puesto que en ellos se usaron varias dosis (como tan solo 100 mg DHA/día) y otras fuentes de DHA (de alimentos y suplementos).

referencias

  1. Carlson S. E. et al. DHA supplementation and pregnancy outcomes. Am J Clin Nutr. Published online February 2013.