Noticias

Los ácidos grasos omega-3 pueden prevenir la pérdida visual relacionada con la edad

octubre 26, 2009

Una mayor ingesta de ácidos grasos omega-3 puede reducir en 30% el riesgo de desarrollar ceguera asociada a la edad, según informa un nuevo estudio.

Este nuevo estudio examinó una subsección de 1.837 personas que participaron en el Age-Related Eye Disease Study (AREDS) (1). Todos los participantes presentaban un riesgo de moderado a alto de padecer degeneración macular asociada a la edad (DMAE) avanzada. Tras 12 años de estudio, los investigadores descubrieron que la ingesta de ácidos grasos omega-3, calculada mediante un cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos, estaba relacionada con el riesgo de DMAE. Los participantes con la ingesta másalta de omega-3, equivalente a aproximadamente el 0,11% de su aporte energético total, presentaron un 30% menos de riesgo de desarrollar DMAE que los que tenían la ingesta más baja.

Tratándose de un estudio observacional, los investigadores no consideraron el mecanismo. Sin embargo, un estudio anterior realizado en ratones apreció niveles más bajos de moléculas inflamatorias, como la prostaglandina y el leucotrieno, en los animales con consumían más omega-3.

Los investigadores escribieron que si estos resultados son generalizables, pueden servir de orientación para desarrollar intervenciones preventivas económicas y de fácil implementación para la evolución de la degeneración macular asociada a la edad avanzada.

La DMAE es una enfermedad degenerativa de la retina que ocasiona la pérdida de la visión central, dejando sólo la visión periférica. Según la Alianza Internacional de la DMAE, es la principal causa de ceguera legal en personas mayores de 55 años en el mundo occidental. A pesar de que hay aproximadamente entre 25 y 30 millones de personas afectadas por la DMAE en todo el mundo, el reconocimiento de esta enfermedad es bajo.

Se sabe que los ácidos grasos omega-3, y concretamente el ácido docosahexaenoico (DHA), desempeñan una función importante en la capa de células nerviosas de la retina, y ya existen estudios que han informado del posible efecto protector de los omega-3 frente a la aparición de DMAE. Un meta-análisis publicado en 2008 reveló que una ingesta elevada de ácidos grasos omega-3 y pescado puede reducir hasta un 38% el riesgo de DMAE (2).

referencias

  1. SanGiovanni JP et al. Omega-3 Long-chain polyunsaturated fatty acid intake and 12-y incidence of neovascular age-related macular degeneration and central geographic atrophy: a prospective cohort study from the Age-Related Eye Disease Study. American Journal of Clinical Nutrition. 2009.
  2. Chong E. et al. Dietary Omega-3 Fatty Acid and Fish Intake in the Primary Prevention of Age-Related Macular Degeneration: A Systematic Review and Meta-analysis. Archives of Opthalmology. 2008; 126(6):826–833.