Noticias

Los antioxidantes podrían ayudar a los pacientes con depresión y ansiedad

diciembre 17, 2012

Según un nuevo estudio realizado en India, un mayor consumo de betacaroteno, vitamina C y vitamina E podría mejorar los síntomas de depresión y ansiedad en pacientes con un nivel de antioxidantes en sangre insuficiente.

En el estudio, se midieron los niveles en sangre de vitamina A, betacaroteno y de las vitaminas C y E en 80 hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 20 y los 60 años que sufrían de trastorno de ansiedad generalizado (TAG) o depresión y se compararon con los niveles en sangre de sujetos de control sanos (1). A continuación se examinaron los niveles en sangre y los síntomas de enfermedad de los pacientes tras haber recibido suplementos diarios que contenían vitamina A, C y E durante 6 semanas. Los resultados del estudio mostraron que los pacientes con TAG y depresión tenían unos niveles considerablemente menores de vitaminas antioxidantes en comparación con los sujetos sanos. Tras la suplementación con vitaminas, se observó un significativo aumento en sus niveles en sangre y una reducción de las puntuaciones de depresión y ansiedad.

Los investigadores concluyeron que podría ser útil el tratamiento con suplementos con antioxidantes como terapia adyuvante para pacientes con desórdenes psiquiátricos inducidos por el estrés. La ansiedad y la depresión son las formas más comunes de desórdenes psiquiátricos inducidos por el estrés. Para combatir los cambios bioquímicos que se dan como resultado del estrés, existen las defensas antoxidantes en el sistema biológico. Se cree que los antioxidantes como la vitamina E, la vitamina C y el betacaroteno actúan como defensas secundarias no-enzimáticas contra el estrés oxidativo y sus posibles efectos negativos.

referencias

  1. Gautam M. et al. Role of antioxidants in generalised anxiety disorder and depression. Indian Journal of Psychiatry. 2012; 54(3):244–247.