Noticias

Los antioxidantes podrían disminuir el riesgo de cáncer de páncreas

julio 31, 2012

Según un nuevo estudio realizado en el Reino Unido, comer más alimentos ricos en nutrientes antioxidantes como la vitamina C, la E y el selenio podría reducir hasta dos tercios el riesgo de cáncer de páncreas. El estudio utilizó datos de la sección Norfolk del estudio European Prospective Investigation of Cancer (EPIC).

El estudio observacional prospectivo, llevado a cabo por el doctor Andrew Hart, de la universidad de East Anglia, Reino Unido, solo puede sugerir que ambos están relacionados y no una relación causa efecto. Sin embargo, según los investigadores, si futuras investigaciones confirman una relación directa, este tipo de dieta podría evitar el 8% de los casos de cáncer de páncreas. Esta enfermedad mata a más de 250.000 personas en todo el mundo cada año, y tiene el peor pronóstico de todos los cánceres, con una supervivencia de solo el 3% de las personas transcurridos 5 años.

El equipo de científicos hizo un seguimiento a largo plazo de la salud de 23.658 personas de edades comprendidas entre los 40 y los 74 años de edad, que empezaron a participar en el estudio entre 1993 y 1997. Cada participante rellenó un amplio diario de los alimentos en el que detallaron el tipo y la cantidad de cada alimento consumido durante siete días, así como la forma en que lo prepararon. El diario de los alimentos de siete días se considera el método más preciso para evaluar la dieta en los estudios epidemiológicos a gran escala. Cada entrada se relacionó con uno de los 11.000 alimentos incluidos, y los valores de los nutrientes se calcularon usando un programa de ordenador especialmente diseñado para tal fin (DINER). La vitamina C se midió a través de muestras de suero.

Diez años después, 49 participantes (el 55% hombres) habían desarrollado cáncer de páncreas. En 2010 el número de participantes a los que se diagnosticó cáncer de páncreas ascendió a 86 (el 44% hombres). La media de supervivencia tras el diagnóstico fue de 6 meses. Los pacientes se compararon con un grupo de control de 3.970 participantes que no sufrían cáncer de páncreas.

Los pacientes y el grupo de control se separaron en cuartiles de consumo de vitamina C, vitamina E, selenio y zinc. Aquellos que se encontraban en los tres cuartiles más altos de consumo de vitaminas C y E y selenio mostraron un 67% de reducción del riesgo de cáncer de páncreas en comparación con los participantes en el cuartil de menor consumo de estos antioxidantes.

Los investigadores hallaron que la relación entre el cáncer de páncreas y el consumo de selenio y de vitamina E muestra un “efecto umbral”, lo que quiere decir que solo las personas con el menor consumo (por debajo de un determinado umbral) tenían un mayor riesgo de cáncer de páncreas.

referencias

  1. Banim P.J.R. et al. Dietary antioxidants and the etiology of pancreatic cancer: A cohort study using data from food diaries and biomarkers. Gut 2012 ;doi:10.1136/gutnjl-2011-301908.