Noticias

Los expertos demandan un aumento del consumo diario de vitamina D

agosto 11, 2010

Los científicos en Europa y en EE. UU. piden una vez más elevar las recomendaciones del consumo diario de vitamina D para reducir el riesgo de enfermedad.

En el documento se presentan varias propuestas para cambiar la política respecto a la cantidad diaria de consumo de vitamina D (1). Si se aplicasen estas propuestas, los científicos afirman que se potenciaría la contribución de la vitamina D a reducir la incidencia de muchas enfermedades, lo que mejoraría la calidad de vida y longevidad, y reduciría el coste de la asistencia médica en todo el mundo.

Referencias:Pese a las directrices de muchas asociaciones gubernamentales y médicas de todo el mundo sobre la cantidad diaria recomendada de vitamina D, científicos y nutricionistas de varios países coinciden en que, en la actualidad, aproximadamente la mitad de ancianos norteamericanos y europeos, y probablemente también del resto del mundo, no reciben la vitamina D necesaria para su salud ósea. Esta es la conclusión a la que han llegado los expertos. Históricamente se sabe que la vitamina D es esencial para el crecimiento y la calidad de los huesos, y por lo tanto una suplementación diaria adecuada de vitamina D puede eliminar el raquitismo en la infancia y la osteomalacia en la edad adulta. En la última década, a estos conocimientos se les ha añadido un aumento espectacular del entendimiento de cómo funcionan muchas acciones biológicas de la vitamina D. Éstas incluyen el sistema inmune, los sistemas cardiovascular y cardíaco, musculares y cerebrales, así como el control del ciclo celular, y en consecuencia el proceso de la enfermedad del cáncer.

Referencias:Según los expertos, la política nutricial sobre vitamina D a nivel mundial se encuentra por lo tanto en una encrucijada. Las recomendaciones de consumo diario están normalmente entre 200 y 600 unidades internacionales ( UI) al día, mientras que cada vez existen más evidencias científicas que muestran que los beneficios arriba mencionados pueden alcanzarse mejor con un nivel diario cercano a las 2.000 UI, sin problemas para la salud. Aumentando el aporte dietético recomendado de vitamina D en de 600 a 1.000 UI sobre el consumo actual en todos los adultos podría proporcionar grandes beneficios a la salud ósea de las personas mayores y a las enfermedades graves, como cáncer y enfermedades cardiovasculares, metabólicas e inmunes.

Referencias:El cuerpo produce vitamina D al contacto con la luz solar, pero los niveles de radiación solar en algunos países del norte es tan bajo durante los meses de invierno, que el cuerpo no genera ninguna vitamina D en absoluto. En cuanto a los alimentos, las mejores fuentes naturales de vitamina D son el pescado graso, como el salmón o las sardinas, y el aceite de hígado de bacalao. Otra posibilidad, contemplada por muchos como el mejor modo de incrementar el consumo de vitamina D, es la de consumir suplementos dietéticos y alimentos fortificados.

referencias

  1. Norman A. W. and Bouillon R. Vitamin D nutritional policy needs a vision for the future. Experimental Biology and Medicine. 2010; 1–12.